SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Al inicio de su administración, el presidente de México Enrique Peña Nieto determinó un listado de 122 presuntos criminales cuya captura sería “prioritaria” en el marco de la lucha contra el crimen organizado en el país. A pocos meses del final de su mandato, se ha logrado neutralizar a la gran mayoría de ellos, aunque pocos han sido sentenciados y la violencia no ha disminuido.

En su último informe anual de gobierno, presentado el 2 de septiembre de 2018, Enrique Peña Nieto destacó que desde el inicio de su administración en diciembre 2012 se han logrado neutralizar a 110 de los criminales que su administración consideraba prioritarios. La lista incluye a 96 personas capturadas y 14 abatidas en combates con la fuerza pública.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

El listado de los 122 “objetivos prioritarios”, como se les llamó, fue uno de los ejes más importantes de la estrategia de seguridad de Peña Nieto y nunca fue publicado durante sus seis años de mandato. La identidad de cada una de las personas incluidas en el listado fue revelada solo en el momento de su captura o muerte.

Tras una demanda de solicitud de información, la Procuraduría General de la República (PGR) tuvo que revelar al periódico El País, datos sobre el proceso judicial que enfrentan quienes fueron capturados, incluyendo si continúan en prisión.

Desde aquel informe, el 8 de febrero de 2018, se produjo una captura más, que fue incluida en el informe de gobierno de Peña Nieto.

La PGR indicó, además, que solo cuatro criminales habían sido juzgados y ninguno de ellos tenía un puesto de liderazgo dentro de su grupo.

Sin embargo, InSight Crime encontró reportes de otros cinco casos de “objetivos prioritarios” que presuntamente recibieron su condena pocos meses antes y después de la publicación del informe de la PGR.

Con apoyo de la información publicada por El País y Milenio, InSight Crime hace a continuación un análisis de las capturas más significativas.

Los Zetas

Durante la administración de Felipe Calderón (2006 – 2012) Los Zetas se habían convertido en uno de los principales objetivos del gobierno, debido en parte a la intensidad de la violencia que ejercían contra la población y la fuerza pública.

Durante el gobierno de Peña Nieto, fueron el grupo más golpeado en el marco de los objetivos prioritarios. De los 110 neutralizados, 28 capturados y cinco abatidos pertenecían a Los Zetas.

VEA TAMBIÉN: Perfil y noticias de Los Zetas

Entre las capturas más importantes destacan los hermanos Miguel Ángel y Alejandro Omar Treviño. Miguel Ángel, alias “Z40”, fue el máximo líder de Los Zetas. La Marina lo capturó en 2013, aunque todavía no se ha dictado sentencia en su contra.

Su hermano Omar, alias “Z42”, quedó al mando del grupo hasta que fue arrestado en 2015. Desde ese año se habló de la preparación para su extradición a Estados Unidos pero hasta la fecha sigue recluido en México.

Las caída de estos líderes y otras piezas clave, así como la expansión descontrolada del grupo, contribuyeran a que Los Zetas hoy sean una organización descentralizada y fragmentada, que ha perdido terreno con respecto a sus rivales.

El último capo importante arrestado de Los Zetas fue José María Guizar, alias “Z43”, detenido por la Marina el 8 de febrero de este año.

Cartel de Sinaloa

Con 21 capturas y tres miembros abatidos, el Cartel de Sinaloa fue el segundo grupo más afectado. Entre los neutralizados se encontraban líderes, operadores financieros y jefes de sicarios.

Quizá la captura más festejada del actual gobierno, y al mismo tiempo la más controversial, fue la del infame capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, uno de los líderes del Cartel de Sinaloa ahora extraditado en Estados Unidos y a la espera del comienzo de su juicio en noviembre.

El Chapo fue arrestado en febrero de 2014, cuando era el criminal más buscado en el hemisferio occidental. Casi un año y medio después logró escapar de una prisión de máxima seguridad, ocasionando uno de los eventos más vergonzosos para la administración de Peña Nieto. Las autoridades realizaron una búsqueda masiva en cooperación con entes internacionales hasta que seis meses después, en enero de 2016, fue recapturado en Sinaloa.

VEA TAMBIÉN: Perfil y noticias del Cartel de Sinaloa

Dámaso López Núñez, alias “El Licenciado”, fue otra de las figuras importantes que cayeron en el sexenio. El Licenciado había estado profundamente involucrado en el narcotráfico, según las autoridades estadounidenses, y parecía ser el sucesor de El Chapo. Sin embargo, fue capturado en mayo de 2017 y extraditado en julio de 2018.

A pesar de estas capturas de alto perfil, el Cartel de Sinaloa continúa siendo el grupo criminal mexicano más importante a nivel internacional, aunque quizás con un perfil más bajo. Líderes narcotraficantes de larga data como Ismael Zambada, alias “El Mayo”, así como familiares de los capos arrestados siguen en el negocio.

Otros grandes capos caídos

En el listado de los 96 capturados también sobresalen otros nombres de importantes capos neutralizados durante la administración de Peña Nieto.

Del Cartel de Juárez destaca la captura de Vicente Carrillo Fuentes, alias “El Viceroy”, hermano de Amado Carrillo Fuentes, mejor conocido como “El Señor de los Cielos”, y uno de los fundadores del grupo. El Viceroy se había quedado al mando del Cartel de Juárez desde 1997 tras la muerte de su hermano, pero fue capturado en 2014.

En Michoacán, la cúpula de los Caballeros Templarios quedó prácticamente desmantelada luego de la muerte de los líderes Nazario Moreno, alias “El Chayo” y Enrique “Kike” Plancarte en 2014, así como el arresto de Servando Gómez, alias “La Tuta” en 2015.

Mario Ramírez Treviño, alias “X20”, se consolidó como jefe del Cartel del Golfo tras las capturas y muertes de otros líderes durante el gobierno de Calderón. Fue capturado por el ejército en 2013 y extraditado a Estados Unidos en 2017.

Fernando Sánchez Arellano, alias “El Ingeniero”, es sobrino de los hermanos Arellano Félix, fundadores del Cartel de Tijuana. Estuvo al mando del grupo durante aproximadamente tres años antes de su captura en 2013.

La administración de Peña Nieto también celebró la captura en 2014 del último hermano Beltrán Leyva, Héctor, alias “El H”, quien fue líder de la Organización Beltrán Leyva (OBL). Su extradición a Estados Unidos fue anulada en 2017 tras un amparo que le concedió un juez al capo.

Vaso medio lleno?

A primera vista, la gestión Peña Nieto ha sido exitosa en los objetivos que se propusieron al llegar al poder en 2012.

Sin embargo, hay dos datos que muestran que el panorama no es tan positivo como parece.

Entre los 12 capos que el gobierno saliente no logró capturar se encuentran El Mayo del Cartel de Sinaloa, Fausto Isidro Meza, alias “Chapo Isidro”, de la OBL, y Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, líder del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Este último grupo ha crecido de manera agresiva y casi sin freno. De hecho, según la información de El País y Milenio, solo tres miembros del CJNG fueron neutralizados, por lo que será uno de los principales retos para Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo.

Por otro lado, descabezar organizaciones criminales no es suficiente para combatir la violencia criminal. Peña Nieto también se va dejando una tasa de homicidios histórica, que en parte tiene que ver con el vacío de poder que dejaron las capturas de estos capos, tal como sucedió en estados como Baja California, Michoacán, Guerrero y Veracruz.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+