Carteles lavan dinero con tarjetas de crédito corporativas

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Los grupos del crimen organizado se están volviendo creativos con las tarjetas de crédito para mover ganancias ilícitas entre fronteras internacionales sin detonar alarmas regulatorias coordinadas con depósitos en efectivo, transferencias de dinero o transferencias automáticas.

Los grupos del crimen organizado transnacional (TOC, por sus iniciales en inglés) han tenido que vérselas con el problema permanente de mover valores entre fronteras sin ser detectados.

En cierto punto todos estos grupos abordan los tres pasos en el proceso de lavado de dinero, pero el primero, la ubicación, puede ser el obstáculo más difícil de salvar. Los grupos del TOC embarcan los narcóticos a Estados Unidos por diferentes medios y venden la droga a otros intermediarios en sus principales centros de distribución.

*Este artículo fue publicado originalmente por la Asociación de Especialistas Certificados en Delitos Financieros (ACFCS, por sus iniciales en inglés), y se reproduce con autorización. Consulte el artículo original aquí. Esta columna no representa necesariamente las opiniones de InSight Crime.**

El periodista investigativo y autor Patrick Radden Keefe hace un interesante recuento del sistema de crédito en el negocio del narcotráfico en su artículo aparecido en el New York Times “Cocaine Incorporated”, que respalda la afirmación de que el efectivo generado en Estados Unidos debe lavarse o pasarse de contrabando de regreso a México.

“Como clientes preferenciales, muchas veces ellos toman la droga de El Chapo sin entregar dinero, luego le pagan al cartel solo después de que han vendido el producto. Esto podría parecer improbable, dada la desconfianza extendida en el mundo del hampa, pero el negocio de los narcóticos se sustenta en un robusto y sorprendentemente confiable sistema de crédito. En cierto sentido, un cartel como Sinaloa no tiene más opción que ofrecer una opción de financiamiento, porque pocos compradores mayoristas tienen la liquidez para pagar una tonelada de cocaína en efectivo por adelantado. ‘Tienen que ofrecer líneas de crédito’, me dijo Wardrop, ‘no hay diferencia con Walmart o Sears’. Este sistema de crédito, conocido como ‘fronting’, se basa en el férreo supuesto de que en el mercado estadounidense, ni un vendedor estúpido tendría problema para vender drogas”.

Pero, ¿cómo vuelve al bolsillo de los carteles el efectivo generado de las ventas de droga hechas en suelo estadounidense?

Existen varios métodos para lograr esto, pero el objetivo de este artículo es explorar otra vía posible por donde pueden moverse las utilidades entre fronteras, que puede acuñarse como “lavado de dinero por medio de comerciantes”.

El aumento de las tarjetas de crédito para pagos entre empresas (B2B).

Las empresas en Estados Unidos siguen recurriendo más cada vez al uso de tarjetas de crédito corporativas para pagos entre empresas (B2B). Según un estudio sobre pagos, “el gasto aumentó 25 por ciento —de US$196 mil millones a US$245 mil millones— y se prevé que siga aumentando a una tasa de cerca de 10 por ciento hasta 2018”.

Además, muchas tarjetas de crédito empresariales ofrecen atractivos programas de devolución de efectivo como recompensa para que las empresas opten por pagar a sus proveedores con una tarjeta de crédito corporativa en lugar de hacerlo por transferencia de Cámaras de Compensación Automática (ACH), cheque o giro.

Además, se está haciendo más común que una empresa use una tarjeta de crédito corporativa para hacer una compra de bienes o servicios por decenas de miles de dólares en una sola transacción.

¿Qué es un comerciante?

Puede definirse un comerciante como cualquier empresa que acepte tarjetas de crédito, débito, prepago o de regalo como forma de pago con la ayuda de un comerciante adquiriente. Haga clic aquí para leer más sobre adquisición de comerciantes.

¿Qué es lavado de dinero por medio de comerciantes?

El lavado de dinero por medio de comerciantes puede definirse como el proceso en que una persona o empresa compra los bienes o servicios de un comerciante, pero dichos bienes o servicios tienen menor valor o no se suministran.

Si los bienes asociados con la transacción nunca se despacharon en realidad, podría clasificarse esto como un “despacho fantasma”.

¿Qué son las banderas rojas?

Un ejemplo de lavado de dinero por medio de comerciantes sería una empresa de capital intensivo, como un supermercado privado ubicado en Estados Unidos que use una tarjeta de crédito corporativa para hacer una compra por una alta suma de productos de un comerciante mexicano.

Si el supermercado hace compras de alto valor al comerciante mexicano con regularidad, debería considerarse sospechoso si se cumplen uno o más de los siguientes criterios:

  • Los productos comprados no pueden revenderse en un supermercado, como aparatos electrónicos de alta gama, joyería, etc.
  • Es posible adquirir productos similares a precios comparables de otro comerciante situado en Estados Unidos.
  • El supermercado no acostumbra usar su tarjeta de crédito corporativa para comprar otros artículos que venden normalmente, como carne, productos agrícolas, lácteos, etc.

16 09 13 MoneyLaunderingGraphicFurst one

(La gráfica anterior muestra algunos ejemplos comunes de negocios de capital intensivo. Haga clic aquí para leer más sobre negocios de capital intensivo.)

¿Cómo se ve?

El lavado de dinero por medio de comerciantes seguiría por lo general este flujo de alto nivel:

1. Los grupos de TOC despachan los narcóticos a Estados Unidos: este paso asume que los TOC enviarán los estupefacientes a crédito y recogerán el dinero en algún momento en el futuro. Adicionalmente, los grupos de TOC por lo general ponen a su gente a revender las drogas a otros intermediarios en Estados Unidos.

2. Grandes sumas de dinero generadas por la venta de droga: Los representantes del TOC venden la droga a otros intermediarios y ahora disponen de mucho efectivo que debe lavarse o enviarse a granel de vuelta a México.

3. Distribución del dinero en efectivo: Los representantes del TOC en Estados Unidos usan sus conexiones para formar una red de alianzas con negocios de capital intensivo en el área donde opera el grupo. Los negocios de capital intensivo son convencidos mediante una cuota u obligados a recibir entregas de efectivo regulares.

4. El dinero ilícito mezclado con depósitos regulares de efectivo y restaurantes recibe una cuota del TOC: el negocio de capital intensivo toma el paquete de efectivo del TOC y lo deposita con los depósitos regulares de efectivo de la empresa en un periodo de tiempo. El negocio de capital intensivo puede cobrar una tarifa por cada entrega de efectivo.

5. Restaurante compra productos de comerciante mexicano con tarjeta de crédito corporativa: el negocio de capital intensivo recibe instrucciones del TOC para hacer compras regulares de comerciantes específicos registrados en México.

6. Despachos fantasmas (no se envían realmente los productos): el comerciante mexicano recibe el pedido del negocio de capital intensivo ubicado en Estados Unidos. Pero, dado que el TOC ha dado instrucciones sobre el proceso, tanto al negocio de capital intensivo como al del comerciante mexicano, en realidad no se despachan productos.

16 09 13 MoneyLaunderingGraphic Furst 2

 

(La gráfica anterior ilustra cómo el TOC transfiere ganancias de la droga entre fronteras).

El proceso de lavado de dinero no termina con el comerciante mexicano, pero los TOC han logrado superar el primer paso del proceso de lavado de dinero distribuyendo el efectivo en varias empresas, convirtiendo las entregas de efectivo en depósitos bancarios mediante el uso de tarjetas de crédito corporativas.

¿Y ahora qué?

Los adquirientes comerciales y las empresas de tarjetas de crédito deben saber que el TOC y otros grupos criminales pueden usar sus productos financieros para mover dinero entre fronteras.

Aunque se sigue depositando el efectivo en una cuenta bancaria, el adquiriente comercial y la empresa de tarjetas de crédito tendrán acceso a datos a los que no puede acceder el comerciante.

Si los depósitos de efectivo de una empresa aumentan, ¿cómo puede el banco establecer que el aumento fue generado por fuentes ilícitas en oposición a los ingresos legítimos de la empresa?

La respuesta es no pueden. Puede que las banderas rojas solo estén contenidas en la actividad de la tarjeta de crédito de la empresa y con el adquiriente comercial y solo entonces será claro que las compras de alto valor con tarjeta de crédito no tenían lógica comercial.

**Este artículo fue publicado originalmente por la Asociación de Especialistas Certificados en Delitos Financieros (ACFCS, por sus iniciales en inglés), y se reproduce con autorización. Consulte el artículo original aquí. Esta columna no representa necesariamente las opiniones de InSight Crime. **El autor, Keith Furst, es fundador de Data Derivatives, firma consultora especializada que se dedica a la tecnología de los delitos financieros.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn