¿Es la CICIG responsable de la caída de homicidios en Guatemala?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Un informe reciente afirma que el organismo anticorrupción respaldado por la comunidad internacional CICIG contribuyó directamente a la caída de los homicidios en Guatemala, pero este análisis podría ser simplista y no resultar suficiente para convencer al gobierno de los Estados Unidos de continuar apoyándola.

El informe, publicado por el International Crisis Group el 24 de octubre, afirma que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), avalada por las Naciones Unidas, evitó más de 4.500 homicidios desde su implementación en 2007 hasta 2017.

Para llegar a esa conclusión, los autores del informe imaginaron dos Guatemalas: una con la CICIG y otra sin ella. Esta última por medio de un país hipotético que se creó usando datos sociales y económicos de países latinoamericanos elegidos que presentaran “fuertes semejanzas con la Guatemala anterior a 2007”.

Las tasas de homicidios en Guatemala han exhibido una baja anual promedio de cinco por ciento desde 2007, el año en que se implementó la CICIG para asumir la carga del Ministerio Público en el desmantelamiento de las poderosas redes criminales conocidas como los Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad (CIACS).

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Guatemala

El estudio también afirma que la comisión internacional apuntaló las capacidades investigativas y judiciales en Guatemala. Las mejoras en las que la CICIG fue “decisiva” abarcaron desde la creación de un programa de protección de testigos hasta el desarrollo de recursos de balística de genética forense. La tasa de condenas por homicidios pasó de 7 a 28 por ciento entre 2006 y 2013.

Recientemente, la CICIG se ha visto bajo intensa presión de la administración del presidente de Guatemala Jimmy Morales. En agosto de 2018, Morales anunció que no renovaría el mandato de la institución. Esta decisión se conoció en medio de una fuerte represalia de las élites objeto de las investigaciones de la comisión por financiamiento electoral ilícito, incluyendo las involucradas en la campaña de 2015, que llevó a Morales a la presidencia.

Análisis de InSight Crime

Pese a la sofisticada metodología y su enfoque innovador, el análisis del International Crisis Group sobre el impacto de la CICIG en los homicidios en Guatemala no considera algunos factores que contribuyen de manera importante a la violencia, entre ellos las pandillas, y es improbable que persuada a la Casa Blanca de renovar su apoyo al organismo anticorrupción.

Aunque la CICIG ha contribuido a crear mejores métodos de investigación y colaboración entre instituciones, el análisis de una reducción de los homicidios es siempre un proceso extremadamente complejo. En el caso de Guatemala, informes previos describieron diversos factores que iban desde la mejor gobernanza local hasta mejores servicios de emergencia, los cuales elevan los índices de supervivencia de las víctimas sin que influyan en los indicadores de violencia.

Estudios anteriores también han destacado la política de la administración Morales de despliegue de fuerzas de seguridad a los 30 municipios más violentos del país. Esas estrategias de vigilancia policial en “puntos álgidos“, que se dirigen a zonas en las que se concentra la actividad criminal han sido presentados como efectivos para incidir en las tasas de delincuencia, incluidas las tasas de homicidios.

La mayor parte del trabajo de la CICIG se orienta a la investigación y judicialización de la corrupción y la impunidad al nivel de las élites. La comisión no se dirige a uno de los principales motores de violencia en Guatemala: las pandillas callejeras.

VEA TAMBIÉN: Investigación Homicidios en Guatemala

InSight Crime halló en una investigación de 2017 que el 41 por ciento de los homicidios en una zona controlada por pandillas podían ser “razonablemente atribuidas” a actividades pandilleras. El descenso de las muertes violentas en Guatemala podría ser en parte resultado de los cambios en la dinámica de las pandillas. La mayor sofisticación criminal de la Mara Salvatrucha (MS13), por ejemplo, se planteó para explicar parte de la baja en los homicidios en el vecino El Salvador.

Esto no quiere decir que la comisión no ha incidido en el recorte de los índices de delincuencia en Guatemala. Se ha encontrado que las mayores tasas de condenas tienen correlación con menores índices de criminalidad, y la comisión ha estado en el centro de un impulso social amplio contra la impunidad. Esto se hizo evidente una vez más este año cuando estallaron protestas generalizadas en apoyo a la comisión, contra el ataque de las élites señaladas.

Sin embargo, las iniciativas estructurales y profundas a las que está dedicada la CICIG son difíciles de cuantificar y traducir en estadísticas de homicidios. Esto sin duda complica que se asegure el apoyo político de Estados Unidos hacia la CICIG, que ha flaqueado desde que el presidente Donald Trump llegara a la oficina oval en 2017.

La presidencia de Trump también trajo un éxodo de diplomáticos y expertos en seguridad, muchos de quienes apoyaban a la comisión con aval de la ONU. Esto favorece la toma de decisiones errática en los más altos escalones de la política exterior estadounidense, que deja a la CICIG vulnerable a ataques políticos que ponen en peligro el financiamiento vital que necesita de Estados Unidos.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+