Colombia y México incautan más armas que Irak: ONUDD

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Según un nuevo informe de la ONU, los datos de incautaciones de armas de fuego en Colombia y México superan a los de Irak, país atribulado por la guerra, lo cual refleja la enorme demanda de armas ilícitas entre los grupos del crimen organizado en Latinoamérica.

El más reciente Estudio Sobre Armas de Fuego (pdf) de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) señala que de los 39 estados miembros de la ONU encuestados, las policías de Colombia y México incautaron la mayor cantidad de armas entre 2010 y 2013.

Colombia confiscó un promedio de 39.925 armas de fuego por año, mientras que las autoridades mexicanas decomisaron un promedio de 28.885 armas anualmente en este lapso de cuatro años (vea gráfico a continuación). Brasil e Irak incautaron un promedio de más de 13.000 armas por año, aunque Irak no proporcionó datos del año 2013.

Colombia también tuvo el mayor número de incautaciones per cápita (84,3 por cada 100.000 habitantes) entre los países encuestados que registraron datos durante esos cuatro años, mientras que Panamá ocupó el tercer lugar (con 57,6 por cada 100.000 habitantes). En 2012, El Salvador registró la tasa más alta de incautaciones que cualquier otro país en un solo año (122,7 por 100.000). (Vea el gráfico a continuación, sobre incautaciones de armas según la población de cada uno de los países encuestados en Latinoamérica y el Caribe).

La ONUDD también analizó los lugares de fabricación de las armas incautadas. Estados Unidos fabricó el 20 por ciento de las armas de fuego confiscadas en Guatemala durante el lapso de cuatro años, ligeramente por debajo del porcentaje de armas incautadas en Israel (23,8 por ciento) y Argentina (23,8 por ciento). Estados Unidos produce menos del 10 por ciento de todas las armas incautadas en otros países de Latinoamérica (como Brasil, Ecuador o Uruguay) que rastrearon el país de origen de las armas de fuego incautadas.

El estudio también señala las grandes fluctuaciones en los informes sobre decomisos entre un año y otro. Por ejemplo, las autoridades mexicanas informaron que confiscaron 40.996 armas en 2011 pero sólo 25.803 en 2012, una disminución del 59 por ciento con respecto al año anterior. Las incautaciones reportadas en Ecuador incrementaron 796 por ciento de 2010 a 2011.

La ONUDD encontró una correlación entre las armas incautadas y la actividad del crimen organizado en los países miembros de la ONU encuestados; dicha correlación sugiere que “la adquisición ilícita de armas de fuego está vinculada en gran parte a grupos criminales, en lugar de expandirse en la población en general”, indica el informe.

Análisis de InSight Crime

Que Colombia y México hayan incautado más del doble de las armas de fuego que un país en guerra como Irak, pone de relieve el nivel de demanda de armas ilegales por parte de las organizaciones criminales. La presencia de grupos del crimen organizado en un país puede provocar que el mercado negro de armas se amplíe de varias maneras. Básicamente, necesitan armar a sus miembros para proteger los cargamentos de droga y facilitar otras actividades ilícitas. Los grupos criminales también están creando una mayor demanda de armas al contratar bandas locales menores que les sirvan como sicarios y realicen otros actos criminales para dichos grupos.

Esta subcontratación criminal podría estar promoviendo el comercio de armas ilegales en otras partes de la región. Como los grupos criminales mexicanos han comenzado a trasladar sus operaciones a otras partes de Latinoamérica en un intento por tener mayor control de la cadena de suministro de droga desde la base, se ha informado que han comenzado a armar bandas locales con granadas y fusiles AK-47 en países como Costa Rica.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

La fragmentación de las organizaciones narcotraficantes monolíticas que una vez dominaron el hampa de México y Colombia también podría estar fomentando la demanda de armas ilegales. En México, células disidentes y nuevos grupos criminales combaten con frecuencia por las rutas y territorios de drogas que antes no se disputaban. Aunque el hampa colombiana experimenta actualmente una “pax mafiosa”, el país sigue sumergido en un conflicto armado desde hace mucho tiempo con los grupos guerrilleros de izquierda.

¿De dónde provienen las armas ilegales?

El gran número de confiscaciones en México sugiere que los agentes de aduanas en ambos lados de la frontera están tratando de frenar el flujo de armas ilegales que se introducen de contrabando en Estados Unidos desde México. La ONUDD no proporcionó datos sobre el porcentaje de armas fabricadas en Estados Unidos que fueron incautadas en México. Sin embargo, la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus iniciales en inglés) de Estados Unidos descubrió que el 53,3 por ciento de todas las armas incautadas enviadas por las autoridades mexicanas en 2014 para que se rastreara su origen fueron fabricadas en Estados Unidos.

Pero las significativas variaciones en los datos sobre las incautaciones, así como el pequeño tamaño de la muestra del informe de la ONUDD, implican que debemos ser cautos al señalar las tendencias generales en el comercio de armas en la región, una industria criminal que no se ha entendido lo suficiente. “Sobre todo en Latinoamérica y el Caribe, diría que la investigación todavía es muy incipiente”, le dijo a InSight Crime Nic Marsh, investigador del Instituto de Investigació de la Paz y coautor del estudio de la ONUDD.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre el tráfico de armas

Con este conjunto limitado de datos, es difícil determinar si los altibajos en los datos sobre incautaciones de armas son el resultado de cambios en la demanda o de los mejores esfuerzos de interdicción por parte de las autoridades. Según Marsh, esta falta de información sobre las incautaciones durante un largo periodo dificulta la capacidad de los legisladores para proponer mejores políticas, y agregó: “Se necesita tener una idea de esas tendencias si se quiere tener una idea acerca de si las políticas, las leyes y los reglamentos están siendo efectivos”.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

3 Comentarios

Comments are closed.