Diego Rastrojo extraditado de Colombia: ¿Es el fin de los Rastrojos?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La extradición a Estados Unidos del fundador de los Rastrojos, otrora la organización criminal más poderosa de Colombia, señala el final del grupo y el triunfo de sus rivales, los Urabeños.

Diego Pérez Henao, alias “Diego Rastrojo”, fue entregado, bajo fuerte custodia, a las autoridades estadounidenses en una sección segura del aeropuerto internacional de Bogotá. Su extradición cierra no uno, sino dos capítulos, de la historia criminal de Colombia.

El grupo armado ilegal que creó, los Rastrojos, fue inicialmente parte del Cartel del Norte del Valle (CNDV), una organización narcotraficante de segunda generación que dominó el tráfico de cocaína desde 1995. Después de 2006 y la desmovilización del ejército paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), los Rastrojos se convirtieron en el más poderoso de la tercera generación de los carteles colombianos, apodados BACRIM (bandas criminales) por el gobierno.

El líder de los Rastrojos fue capturado en Venezuela en junio de 2012. Allí estaba supervisando una de las principales rutas de tráfico de drogas del grupo a través de la que movilizaron toneladas de cocaína de Colombia hacia Venezuela, y de ahí hacia Centroamérica y Estados Unidos o Europa.

Diego Rastrojo debe responder a las acusaciones de mover cargamentos de drogas de varias toneladas durante una carrera criminal que se extiende a más de 20 años. Rastrojo comenzó esta carrera administrando laboratorios de cocaína en el sureño departamento de Nariño, hasta que fue llamado por Wilber Varela, jefe de una de las facciones del CNDV, para formar una fuerza militar para tomar el brazo armado de una facción rival, “los Machos”, que combatía a nombre de Diego Montoya.

Varela fue asesinado en 2008 por Rastrojo y otro lugarteniente, Javier Calle Serna, alias “Comba”. Los dos hombres conformaron el alto mando de los Rastrojos y fueron responsables de una impresionante expansión militar del grupo a través de por lo menos 12 de los 32 departamentos (provincias) de Colombia.

VEA TAMBIÉN: Perfil de Diego Rastrojo

En Colombia, Diego Rastrojo está siendo investigado por al menos 66 homicidios entre 2008 y 2012. Se cree que participó en múltiples desplazamientos forzados y una serie de secuestros para pedir rescate, además del narcotráfico.

diegoR

Análisis de InSight Crime

Dos capítulos criminales se cierran con la extradición de Diego Rastrojo. El primero es el del CNDV –este cartel ha visto a todos sus principales líderes muertos o capturados–. La cuestión más controversial es si su salida de la escena es también la sentencia de muerte de los Rastrojos.

Diego Rastrojo era el jefe militar de los Rastrojos y fue un arquitecto de su rápida expansión entre 2006 y 2012. Una de las formas en que consolidó el poder militar del grupo fue aliándose con elementos del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el segundo grupo guerrillero de Colombia, en los departamentos de Cauca y Nariño sobre el Pacífico. Estos dos departamentos, junto con Valle del Cauca, se convirtieron en fortines de los Rastrojos permitiéndoles dominar el narcotráfico a lo largo de la costa del Pacífico y más tarde proyectarse a través del país hacia Venezuela.

La alianza con el ELN aseguró el acceso de los Rastrojos a los cultivos de coca en las zonas bajo el control de la guerrilla, así como “zonas seguras” para operar laboratorios de drogas y servicios de escolta para los cargamentos de cocaína, con destino a los puntos de partida a lo largo de la costa pacífica. A cambio, el ELN recibió armas, dinero y equipo de comunicaciones, lo que permitió al grupo guerrillero hacer frente a los desafíos de la guerrilla más grande de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), las cuales buscaban en ese momento apoderarse del territorio del ELN. Las dos guerrillas se encuentran aliadas ahora.

Los Rastrojos eran los principales proveedores de cocaína para la más poderosa organización criminal transnacional de México: el Cartel de Sinaloa. Con la implosión del grupo, los compradores mexicanos se han visto obligados a buscar nuevos proveedores en Colombia para garantizar el flujo de la cocaína hacia el norte. Hay indicios de que los mexicanos han establecido relaciones directas con los guerrilleros de las FARC.

VEA TAMBIÉN: Perfil de los Rastrojos

Los Rastrojos tenían dos alas principales: una principalmente urbana, dirigida por Comba; y la rural, al mando de Diego Rastrojo. Comba entregó gran parte de su red cuando negoció su entrega a las autoridades estadounidenses en mayo de 2012 en la isla caribeña de Aruba. Comba también podría haber proporcionado la inteligencia que condujo a la captura de Diego Rastrojo en Venezuela un mes después. Hubo una oleada de arrestos de miembros de los Rastrojos en todo Colombia a raíz de la entrega de Comba.

Parece que Diego Rastrojo buscó mantener a los Rastrojos unidos, incluso desde su celda. No obstante, el grupo siempre fue una asociación superficial de diferentes elementos y, con la rendición de Comba y la captura de Diego Rastrojo, no había nadie con el perfil, o tal vez el interés, de asumir una posición de liderazgo.

Hoy en día existen algunos focos aislados de Rastrojos, especialmente en Nariño, en Norte de Santander a lo largo de la frontera con Venezuela, en el Valle del Cauca y Cauca. Sin embargo, los Rastrojos, como organización nacional, han llegado a su fin. Sus rivales, los Urabeños, no han tardado en aprovechar el caos en las filas de los Rastrojos. No sólo han “invadido” la tierra natal de los Rastrojos en el Valle del Cauca, proyectándose hacia la ciudad de Cali y el estratégico puerto de Buenaventura, sino que además han logrado convencer a algunos comandantes locales de los Rastrojos a cambiar de bando y convertirse en parte de la alianza criminal nacional de los Urabeños.

Con el fin del capítulo criminal de los Rastrojos, comienza el de los Urabeños como el principal grupo criminal narcotraficante de Colombia.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn