Encuesta describe la vida cotidiana en la asediada Venezuela

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Una reciente encuesta en Venezuela ilustra las formas como la inseguridad afecta las vidas de los ciudadanos y pone de relieve ciertos asuntos críticos que requieren más atención del gobierno.

La encuesta fue realizada por el Observatorio de Delito Organizado y hace parte de un estudio más amplio sobre la inseguridad en Venezuela, que fue financiado en parte por la Unión Europea.

Unas 385 personas fueron entrevistadas en varias ciudades del país, un proyecto coordinado por la ONG Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) y el grupo de investigación Laboratorio de Ciencias Sociales (LACSO).

Algunos de los resultados del estudio ponen de relieve la medida en que la violencia ha afectado a la Venezuela urbana. Como se indica en el cuadro siguiente, en respuesta a una pregunta acerca de qué tan fácil es mandar matar a alguien, 22 por ciento de los encuestados dijeron que era “muy fácil” hacerlo en su comunidad, mientras que el 24 por ciento reconocieron que era “muy fácil” conseguir un arma.

Por otra parte, el 54 por ciento de los encuestados dijeron que percibían actividad de pandillas en sus barrios, mientras que el 52 por ciento dijeron que oyen disparos con frecuencia, y el 51 por ciento señalaron que ha habido homicidios en los alrededores de su vivienda.

El informe indica que el miedo a las represalias pudo haber influido en el alto número de encuestados que respondió “No sé” a ciertas preguntas.

Otras preguntas de la encuesta se centraron en la percepción pública sobre los funcionarios de seguridad. Mientras que la encuesta mostró que las fuerzas armadas sigue siendo una de las instituciones más confiables en Venezuela, muy por encima de las cortes o la policía estatal y municipal, el 52 por ciento de los encuestados dijeron, no obstante, que creen que el ejército ha sido corrompido por el crimen organizado.

Otra evidente contradicción consiste en que el 55 por ciento de los encuestados dijeron que creen que la policía está involucrada en actividades criminales, aunque la mayoría dijeron que no sabían si en su barrio había policías corruptos.

Análisis de InSight Crime

En Venezuela es bastante difícil obtener estadísticas oficiales sobre seguridad. Debido a esta falta de información oficial, el OVV divulga sus propios cálculos sobre la tasa nacional de homicidios. Ocasionalmente, informes del gobierno se filtran en la prensa y ofrecen otra mirada sobre las cifras oficiales de homicidios. Además, algunos funcionarios del gobierno —incluyendo miembros de la oposición— a veces emiten declaraciones públicas acerca de lo que consideran que son las estadísticas de seguridad “oficiales”, pero dado el ambiente politizado de Venezuela, tales declaraciones deben examinarse cuidadosamente. Por lo demás, Venezuela es algo así como un agujero negro cuando se trata de este tipo de datos.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Venezuela

Obviamente, esta encuesta del Observatorio de Delito Organizado busca llenar el vacío de investigación cualitativa sobre cuestiones de seguridad en Venezuela. Los resultados del Observatorio están respaldados en parte por las encuestas llevadas a cabo por la Universidad de Vanderbilt en Estados Unidos, que también muestran que las percepciones de inseguridad están creciendo en Venezuela y son actualmente las más altas en la región, aunque en otros países, como Perú, hay más encuestados que dicen haber sido testigos de algún crimen. Irónicamente, las malas percepciones de inseguridad ciudadana que dejan claras estos estudios permiten sustentar los argumentos del gobierno para no publicar mayor información sobre la problemática: el supuesto es que esto sólo empeorará las cosas y permitirá que los opositores del gobierno hagan mal uso de esas cifras.

El informe del Observatorio de Delito Organizado también destaca inadvertidamente otras áreas de investigación que requieren mayor comprensión en Venezuela. La introducción del informe señala que es “válido pensar que el crimen organizado venezolano es menos sofisticado y desarrollado que en otros países” dado que no hay grandes pandillas organizadas como MS13 y Barrio 18 en Centroamérica. Esto puede ser cierto, pero también es evidente que Venezuela tiene redes criminales organizadas (conformadas por funcionarios de seguridad actuales y antiguos) profundamente involucradas en el narcotráfico transnacional. La ausencia de pandillas callejeras a nivel nacional no se debe tomar necesariamente como evidencia de que en Venezuela el crimen organizado es “menos desarrollado” en comparación con otros lugares; hay bastantes ejemplos de que las redes de crimen transnacional están activas en Venezuela, y que requieren urgentemente más investigación por parte del gobierno.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn