Giuliani en Centroamérica: refutación a la respuesta de Fundesa

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El pasado 19 de marzo, InSight Crime publicó un análisis sobre las implicaciones de la consultoría del exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani en Centroamérica. Juan Zapata, director ejecutivo de Fundesa, organización que contrató a Giuliani para ofrecer consultoría en Guatemala, envió una respuesta al artículo de InSight Crime, que se puede leer aquí. A continuación se presenta la respuesta de Michael Lohmuller, escritor e investigador de InSight Crime, al comentario de Zapata.

En nombre de InSight Crime, quiero agradecer a Juan Carlos Zapata por su comentario sobre mi reciente artículo acerca de la consultoría en seguridad ofrecida por Giuliani en Centroamérica. Sin embargo, en su respuesta, Zapata parece pasar por alto el punto central de mi argumentación. Es decir, no aborda la cuestión esencial acerca de si la teoría de “ventanas rotas” de Giuliani representa una oportunidad para que Centroamérica mejore la seguridad ciudadana.

Además, no es posible aclarar las conjeturas de mi artículo (que según el señor Zapata son abundantes), que podrían desorientar a los lectores, dado que él no especifica cuáles son exactamente esas conjeturas.

En primer lugar, al parecer el señor Zapata cuestiona las fuentes usadas para mi artículo. Y tiene razón: utilicé un artículo de un periódico salvadoreño como referencia sobre la visita de Rudy Giuliani a Guatemala —artículo que de hecho señala que una “empresa privada” (así la denomina) de Guatemala contrató a Giuliani.

La referencia a ese artículo es lo que aparentemente el señor Zapata denomina “pobreza de las fuentes utilizadas”, ya que, como él hábilmente señala, Fundesa no es una “empresa privada”, sino una “organización privada sin ánimo de lucro”.

Dejando a un lado la semántica, parece que Juan Carlos Zapata está más en desacuerdo con el hecho de que no utilicé como referencia un periódico guatemalteco que con la calidad de la fuente utilizada y concluye que “no se hizo ni siquiera el esfuerzo por consultar un periódico guatemalteco”.

Con el fin de ser transparente (puesto que no puedo asumir que el señor Zapata tiene conocimiento alguno sobre el trabajo que se realizó para escribir el artículo), se consultaron varias fuentes y artículos noticiosos sobre el trabajo de Giuliani en Centroamérica. Pero, para ser justos, el señor Zapata tiene razón en que no se contactaron periódicos guatemaltecos directamente (aunque señalar que esto se debió haber hecho es un poco desconcertante). Sin embargo, se estableció contacto con varios expertos en Estados Unidos sobre la actuación de la policía en la ciudad de Nueva York —personas cuyo alto nivel de experiencia no cae precisamente dentro de la denominación “pobreza de fuentes”.

De hecho, el objetivo de mi artículo era complementar la cobertura que Insight Crime había publicado previamente con base en artículos de Plaza Pública (un grupo de periodismo ubicado en Guatemala), en los que se hace cubrimiento al trabajo Giuliani en Centroamérica. Dichos artículos —escritos por una periodista guatemalteca y que son tan escépticos del trabajo de Giuliani como mi artículo— sí hacen mayor referencia a la perspectiva guatemalteca que al parecer el señor Zapata reclama.

Además, los artículos de Plaza Pública analizan el papel de Fundesa —cuyas actividades Zapata parece estar muy interesado en publicitar—y proporcionan más detalles sobre “el contexto de la labor realizada por el sector privado” en Guatemala, que el señor Zapata nos invita a todos a investigar. Sin embargo, en retrospectiva, tal vez mi error radica en no haber explicitado el propósito de mi artículo: mostrar a los lectores las opiniones de los expertos estadounidenses sobre la efectividad de las políticas de Giuliani en Nueva York, más que retomar la información ya publicada por InSight Crime.

Por el contrario, el señor Zapata mismo hace algunas declaraciones que pueden conducir a malinterpretaciones. Por ejemplo, afirma que las empresas guatemaltecas pagan más impuestos sobre la renta en relación con el PIB que sus contrapartes en Europa o en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Aunque en cierta medida esto puede ser verdad, olvida mencionar que en general Guatemala tiene una de las tasas más bajas de carga fiscal en toda Latinoamérica.

Aun así, la discusión sobre dicha información es tangencial al tema central en discusión: si las políticas de seguridad de Giuliani durante su época como alcalde de la ciudad de Nueva York podrán ayudar a Centroamérica a controlar la creciente violencia. Sin embargo, Zapata no llega a responder esta pregunta.

Además, su afirmación de que yo me equivoco “al suponer que Centroamérica necesita ayuda de los extranjeros” me dejó completamente estupefacto. Si en algo estamos plenamente de acuerdo el señor Zapata y yo es en que es mejor que los problemas de Centroamérica los resuelvan los centroamericanos. De hecho, ese comentario me lleva a preguntarme hasta qué punto el señor Zapata comprendió mi argumento general, dado que era exactamente el tema principal hacia el que apuntaba: que Rudy Giuliani (y sus teorías de reducción del crimen) tienen muy poco que ofrecer a Centroamérica.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

1 Comentario

Comments are closed.