HomeNoticiasAnálisisLibro rastrea raíces de éxitos y fracasos en seguridad en las ciudades colombianas
ANÁLISIS

Libro rastrea raíces de éxitos y fracasos en seguridad en las ciudades colombianas

COLOMBIA / 17 MAR 2016 POR PATRICK CORCORAN ES

Un nuevo libro sobre la política de la violencia urbana en Colombia ofrece a la vez un mirada en detalle de lo que funcionó, y un marco para el análisis y la superación de los problemas de seguridad pública en el hemisferio.

El nuevo libro de Eduardo Moncada, Cities, Business, and the Politics of Urban Violence in Latin America (Ciudades, empresa y la política de la violencia urbana en Latinoamérica), analiza con lupa las experiencias de tres ciudades colombianas durante los últimos 30 años: Medellín, Cali y Bogotá. A lo largo de más de 200 páginas, el autor busca entender porqué una ciudad se sume en el caos que ha perturbado a Latinoamérica una y otra vez en la época moderna, y aún más, cómo puede salir de tal situación.

Moncada ofrece muchas ideas. Encabezando la lista es que una colaboración activa del sector privado y la sociedad civil con el gobierno local es clave en cualquier iniciativa de mejoramiento de la seguridad a través de lo que considera un “proyecto participativo”. Cuando no hay esto, aun los planes mejor implementados no llegan a ningún lado.

Moncada, profesor de ciencia política en la Universidad de Columbia, también establece una distinción entre escenarios criminales: un panorama de control criminal monopólico, una serie atomizada de grupos criminales, un panroama fragmentado o el colapso de un modelo de orden criminal. En los dos primeros casos, prevalece cierto grado de estabilidad, la violencia por lo general es poca y los proyectos participativos son comparativamente fáciles de implementar. En el último, se aplica lo contrario.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Lo que funciona

Una de las lecciones de la obra de Moncada es que las ciudades deben tratar de favorecer la estabilidad del entorno criminal, idealmente un entorno atomizado donde no haya hegemonía de un solo bando criminal capaz de poner de rodillas al estado.

Una de las lecciones de la obra de Moncada es que las ciudades deben tratar de favorecer la estabilidad del entorno criminal, idealmente un entorno atomizado donde no haya hegemonía de un solo bando criminal capaz de poner de rodillas al estado.

Esta hipótesis se ha confirmado en varios casos de la historia reciente. En Medellín, el primero de los estudios de caso del autor, la ciudad fue testigo de mejoras sostenidas a lo largo de la década del 2000 bajo el liderazgo del alcalde Sergio Fajardo. Moncada destaca varios factores locales claves en esta mejoría. A la cabeza está el respaldo de la comunidad empresarial local, en la forma del Grupo Empresarial Antioqueño (conocido como GEA, por sus siglas en español), y la sociedad civil local. Con su respaldo, el gobierno local lanzó una serie de proyectos de obras públicas en zonas marginadas, que buscaban reducir la exclusión que alimentaba focos de violencia extrema. La evidencia indica que esto funcionó, pues la baja que siguió en los homicidios se concentró en zonas de alta violencia que fueron el objetivo de la nueva inversión pública.

También fue importante el rol de Diego Fernando Murillo, alias "Don Berna", el capo dominante de la mafia en el periodo de Fajardo (que se extendió de 2003 a 2007). Como líder de la Oficina de Envigado, Don Berna tenía algo que se asemejaba a un control hegemónico del escenario criminal local, y vio que sus intereses iban en la misma dirección de los del gobierno en términos de limitar el derramamiento de sangre.

VEA TAMBIÉN: InDepth: NarcoCultura

El éxito de Fajardo contrasta con un plan fallido para mejorar a Medellín a comienzos de la década de 1990. Esto se explica porque los factores subyacentes se encontraban todos al revés la primera vez. En ese momento, la violencia  en la ciudad era endémica, y tras la caída del Cartel de Medellín, había demasiados actores armados para que cualquier mafia ejerciera suficiente control. El alcalde entre 1992 y 1994, Luis Alfredo Ramos, hizo parte de una clase política profesional emergente con pocos nexos con la comunidad empresarial. Incluso él y sus sucesores mostraron poco interés por incluir a los empresarios líderes en sus planes y exhibieron una abierta hostilidad hacia la sociedad civil. En un medio así, era lógico que los esfuerzos por revitalizar la ciudad se fueran de bruces.

Los hallazgos de Moncada en otras ciudades también fueron consistentes con lo observado en Medellín. Cuando los líderes políticos locales trabajaron para incluir a la élite empresarial y la sociedad civil, cuando el ambiente criminal local no presentaba un tipo fracturado o decadente, y cuando los líderes de la ciudad redoblaron sus esfuerzos por integrar a las comunidades marginadas al tejido social, los esfuerzos para iniciar "proyectos participativos" tienen muchas más posibilidades de tener éxito. Esto se ha hecho evidente en Medellín y Bogotá durante los últimos quince años, así como en Juárez, donde el programa Todos Somos Juárez emuló mucho de lo que había demostrado ser efectivo en Colombia.

Cuando hay ausencia de los factores anteriores, como en Cali (donde el gobierno local y los líderes de la empresa se han visto enfrentados), o en el Medellín de la década de 1990, esos proyectos están condenados al fracaso.

Una de las lecciones de la obra de Moncada es que las ciudades deben tratar de favorecer la estabilidad del entorno criminal, idealmente un entorno atomizado donde no haya hegemonía de un solo bando criminal capaz de poner de rodillas al estado. Sin embargo, esto es más fácil de decir que de hacer. No existe un manual de estrategia sobre cómo levantar un patrón determinado de interacción criminal, e incluso las intervenciones bien intencionadas para manipular el mundo del hampa pueden comenzar a acercarse a la complicidad.

Cuando los alcaldes hallaron la vía para aplicar una estrategia amplia, el impacto positivo en la seguridad fue enorme.

Gran parte de la investigación de Moncada se orienta a una conclusión omniabarcante, que él parece dar por sentada sin siquiera mencionarla directamente: Aun cuando no reciben tanta atención como sus contrapartes nacionales, los actores locales son claves para la seguridad de cualquier área.

En el caso de Colombia, la incertidumbre institucional causada por un proceso masivo de descentralización política que comenzó en la década de 1980 ayudó a crear un vacío de poder que contribuyó a la violencia en el país en las décadas siguientes. Pero como se discutió anteriormente, la incertidumbre institucional también contenía la semilla de una eventual solución: Cuando los alcaldes hallaron la vía para aplicar una estrategia amplia, el impacto positivo en la seguridad fue enorme. Cuando los alcaldes hallaron la vía para aplicar una estrategia amplia, el impacto positivo en la seguridad fue enorme. La capacidad de una ciudad de dar permanencia a las mejoras depende en gran parte de su capacidad de institucionalizar el proyecto participativo a través de múltiples administraciones, como (según lo afirma Moncada) lo hizo Bogotá luego de la administración de Antanas Mockus.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Colombia

Esta centralidad de los actores locales se aplica más allá de las fronteras de Colombia. Como lo señalaba InSight Crime a comienzos de este año, en un artículo reciente dos académicos mexicanos atribuían a los cambios en las políticas locales de Nuevo León y Chihuahua la notoria mejoría de la suerte de esos estados. Otro análisis reciente marcaba factores barriales como motores claves de la criminalidad, y que por consiguiente debían ser los motores claves de las intervenciones estatales, en Ciudad de México.

El célebre apunte de Tip O'Neill de que toda política es local podría aplicarse también a los problemas de seguridad. En ambos casos, el dicho puede ser exagerado pero contiene mucho de verdad fundamental. Esto es aún más relevante en un entorno en el que las políticas que se encuentran en la cima de la pirámide política, del presidente y del gabinete ministerial, suelen tratarse como el comienzo y el fin de la política de seguridad. No es así en el libro de Moncada, una valiosa contribución a la literatura sobre la seguridad en Latinoamérica.

compartir icon icon icon

¿Este contenido fue útil?

Queremos seguir robusteciendo la base de datos más extensa sobre crimen organizado de América Latina, pero para eso necesitamos recursos.

DONAR

What are your thoughts? Click here to send InSight Crime your comments.

We encourage readers to copy and distribute our work for non-commercial purposes, with attribution to InSight Crime in the byline and links to the original at both the top and bottom of the article. Check the Creative Commons website for more details of how to share our work, and please send us an email if you use an article.

¿Este contenido fue útil?

Queremos seguir robusteciendo la base de datos más extensa sobre crimen organizado de América Latina, pero para eso necesitamos recursos.

DONAR

Contenido relacionado

COLOMBIA / 28 JUN 2013

El más poderoso y temido de los grupos narco-paramilitares de Colombia –los Urabeños– ha pedido el reconocimiento político y la…

COLOMBIA / 9 SEP 2016

Una operación binacional afirma haber disuelto una de las organizaciones criminales más buscadas de Panamá, y pone al…

COLOMBIA / 28 SEP 2021

La reciente desarticulación de una red de tráfico de migrantes revela las rutas, redes de corrupción y el modus operandi…

Sobre InSight Crime

LA ORGANIZACIÓN

Investigación sobre inseguridad social en Guatemala llega a las primeras planas

10 DIC 2021

La más reciente investigación de InSight Crime sobre un caso de corrupción al interior del instituto de seguridad social de Guatemala, relacionado con la muerte de…

LA ORGANIZACIÓN

La investigación sobre El Dorado de Maduro llega a los titulares

3 DIC 2021

La investigación de InSight Crime sobre el tráfico ilegal de oro en el estado Bolívar y la Amazonía de Venezuela tuvo un gran impacto en los medios de comunicación. Además…

LA ORGANIZACIÓN

Talleres sobre perspectiva de género y técnicas de investigación

26 NOV 2021

Los días 23 y 24 de noviembre, InSight Crime llevó a cabo un taller titulado “Cómo cubrir el crimen organizado: técnicas de investigación y enfoque de género”, en los que…

LA ORGANIZACIÓN

InSight Crime nombra a dos nuevos integrantes de su Junta Directiva

19 NOV 2021

En las últimas semanas, InSight Crime agregó dos nuevos miembros a su Junta Directiva. Joy Olson es la exdirectora ejecutiva de la Oficina en Washington para…

LA ORGANIZACIÓN

InSight Crime aporta argumentos en el debate sobre contrabando en Paraguay

12 NOV 2021

La información sobre las tendencias y patrones del crimen organizado que InSight Crime provee a diario llega a los escritorios de diplomáticos, miembros de las fuerzas públicas y políticos de…