¿Manipula el gobierno de México las cifras de secuestro?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Según cifras del gobierno de México, los secuestros disminuyeron 17 por ciento el año pasado, pero las cifras registradas por un observatorio de secuestros señalan lo contrario.

Datos publicados por el gobierno mexicano indican que en 2014 se registraron 1.394 secuestros, una disminución frente a las cifras de 2013, año en el que se presentó el mayor número de secuestros reportados en 17 años.

Las cifras también señalan que, al igual que en 2013, los secuestros se siguen concentrando en la región central de México —incluyendo los estados de Morelos, México y el Distrito Federal— así como en varios estados a lo largo de la costa atlántica, desde Tabasco hasta Tamaulipas (que registró el mayor número de secuestros en México el año pasado, a pesar de un programa de seguridad federal que fue lanzado allí el año pasado). Y en cuanto a la región del Pacífico, Michoacán, Guerrero y Baja California Norte tuvieron la mayor parte de los secuestros en esa región, como se ilustra en el mapa a continuación, que muestra los datos del gobierno sobre los secuestros en cada estado durante un período de cuatro años.

Desde 2011, los secuestros han aumentado considerablemente a lo largo de la costa atlántica de México —en Tamaulipas, los secuestros han aumentado 109 por ciento desde ese año, mientras que en Veracruz se presentó un incremento del 140 por ciento—. Y en cuanto a la frontera con Estados Unidos, aparte de Tamaulipas, los secuestros han rebajado en la mayoría de los estados fronterizos mexicanos, sobre todo en Chihuahua, donde el crimen cayó casi 92 por ciento, según cifras del gobierno.

Aparte de Tabasco, solo una pequeña cantidad de casos de secuestro fueron reportados en los estados fronterizos de México con Guatemala; sin embargo, es probable que el número real de casos sea mucho más alto, dada la cantidad de migrantes que son vulnerables al secuestro por grupos criminales, y por tanto es improbable que estos casos se denuncien.

Otra disminución significativa, de alrededor del 57 por ciento entre 2013 y 2014, se registró en Michoacán, donde se formaron varios grupos de autodefensa ciudadana el año pasado y hubo un aumento en la seguridad federal, que incluyó más de 12.000 agentes de policía, soldados y marines.

VEA TAMBIÉN: Dilema de seguridad en México: un acercamiento miope a las milicias en Michoacán

En total, en 21 de los 31 estados mexicanos el secuestro disminuyó el año pasado, aunque fuera por un solo caso, según el gobierno federal.

Sin embargo, las cifras publicadas por la ONG Alto al Secuestro, que también registra los secuestros en México, muestran un panorama muy diferente. Según Alto al Secuestro, de hecho los secuestros aumentaron un 30 por ciento entre 2013 y 2014. La directora de la ONG dijo que el gobierno solo registra los casos de secuestro que han sido abiertos por procuradurías estatales y no incluye los casos investigados por la Procuraduría General de la República (PGR). Al comparar las cifras de secuestro de la ONG con las del gobierno en los dos últimos años, cabe señalar que Alto al Secuestro incluye casos desde diciembre de 2012, lo que también permite explicar por qué sus cifras son más altas.

Teniendo esto en cuenta, todavía hay unos pocos casos en los que las cifras de la ONG son significativamente diferentes a las reportadas por el gobierno federal. En particular, la discrepancia es mayor en cuanto a los estados del centro de México que se ven más afectados por el secuestro, incluyendo el estado de México, donde la ONG registró 1.173 secuestros, en contraste con los 367 que contabilizó el gobierno. Junto con el Distrito Federal y Morelos, esta región es quizás donde la PGR ha abierto más investigaciones, que supuestamente están incluidas en el balance de Alto al Secuestro, pero no en el del gobierno.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

Al parecer, a partir de marzo el gobierno de México comenzará a incluir en sus registros las investigaciones manejadas por la PGR. Esto significa que las cifras de 2015 podrán mostrar un aumento de los secuestros en todo el país, en comparación con años anteriores.

Sin embargo, también cabe señalar que es probable que la denominada “cifra negra” (el número de secuestros que no se reportan) sea enorme en México. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de México estima que más del 90 por ciento de los crímenes ocurridos en 2013 no fueron reportados y que ese año pudo haber más de 130.000 secuestros, un número significativamente superior al registrado tanto por el gobierno como por Alto al Secuestro.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn