Muere líder de ‘Los Pachenca’ en Colombia: ¿Cuál es el futuro del grupo?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La muerte del principal cabecilla de la organización criminal “Los Pachenca”, y una serie de arrestos de otras importantes figuras del grupo han generado dudas sobre el futuro de la organización.

Jesús María Aguirre Gallego, alias “Chucho Mercancía” fue abatido por fuerzas de la Policía Nacional de Colombia el 17 de junio en inmediaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, según un comunicado de prensa oficial.

Mercancía tenía una solicitud de captura de los Estados Unidos por tráfico de drogas. También se le acusaba de delitos de homicidio, extorsión y desplazamientos forzados que tuvieron lugar en la capital del departamento de Magdalena.

Las autoridades reportaron que, junto a Mercancía, también murió Mario Giraldo, su escolta personal y, además, sobrino del paramilitar Hernán Giraldo.

Este no fue el único golpe contra el grupo en lo que va del año.

En 19 de mayo, las autoridades de Colombia capturaron a Jhon Rafael Salazar, alias “Flash”, el segundo al mando dentro de la estructura criminal.

Flash fue detenido en Riohacha, en el departamento de La Guajira, acusado de delitos de homicidio, tráfico de estupefacientes y extorsión.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Colombia

Los Pachenca son una organización criminal que desde hace al menos seis años lleva a cabo actividades criminales en el caribe colombiano y, hasta hace poco, estaba fuera del radar de las autoridades.

La zona de incidencia de la organización se extiende por todo el Caribe, a ciudades como Riohacha y Barranquilla, donde en noviembre de 2018 se les incautó una tonelada de cocaína, según informó el diario Hoy.

Incluso la Defensoría del Pueblo de Colombia advirtió la presencia de esta organización en zonas del Atlántico y en La Guajira.

El éxito de la organización radica en su extensiva red de apoyo, con presencia en las capitales de la región dedicadas a las extorsiones, el microtráfico y a alertar a líderes del grupo sobre la presencia de autoridades.

Según informes de inteligencia compartidos por el diario Hoy, la Fuerza Pública tiene conocimiento de que la organización criminal de Mercancía tendría bajo su mando a cerca de 150 hombres encargados de realizar extorsiones y vigilar las rutas del narcotráfico en las inmediaciones de la Sierra Nevada.

Hace pocos meses también se conoció que el grupo era parte de un consorcio criminal formado por algunos de los grupos criminales más poderosos de Colombia para el acopio y exportación de cocaína hacia el Caribe. Dentro de este operativo, también se dio captura a Alba Nery Rodríguez, alias “La Gaviota” y quien sería la compañera sentimental de Mercancía.

Análisis de InSight Crime

La muerte de Mercancía puede ser uno de los golpes más fuertes que Los Pachenca ha recibido en los últimos años. Pero la habilidad que la organización parece tener para renovar sus redes, lo que les ha permitido sobrevivir el desmantelamiento de estructuras y numerosas capturas, lleva a pensar que este no es el fin de la organización.

El éxito de Los Pachenca está atado a sus conexiones con las viejas organizaciones paramilitares de Colombia, quienes trazaron la hoja de ruta para la siguiente organización que ocupara el vacío criminal.

Mercancía se inició en las filas de Rodrigo Tovar Pupo, alias “Jorge 40’”, el jefe paramilitar del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Con su desmovilización, se puso al servicio de los mellizos Mejía Múnera, en la temible banda de “Los Nevados”, una organización esencialmente violenta y narcotraficante. Cuando uno de los mellizos murió, Mercancía pasó a vigilar cargamentos de “Los Urabeños” hasta que fue capturado en 2012.

Luego de unos meses tras las rejas, Mercancía rápidamente reactivó sus contactos criminales y continuó eludiendo a las autoridades, que ofrecían una alta recompensa por información sobre su paradero.

VEA TAMBIÉN: Los Urabeños

El control que Los Pachenca tienen sobre las rutas de cocaína hasta Centroamérica y las islas del Caribe y sobre la extorsión, una economía criminal en ascenso, los mantiene en una posición de poder.

De hecho, durante una visita a La Guajira, InSight Crime pudo conocer el control que ejerce esta organización. En esa región clave para la salida de la droga, Los Pachenca supervisan las salidas de lanchas a través del mar y administran el microtráfico en los cascos urbanos.

Están ubicados sobre la costa de los municipios de Dibulla y Riohacha, el punto final de una ruta de droga que empieza en la Sierra Nevada de Santa Marta y termina en las playas de Punta la Trupia, Punta Tapias y Punta Guamachito en los corregimientos de Camarones y Tigreras, desde donde sale en lanchas rápidas la cocaína.

Pero tras la muerte de Mercancía, la pregunta es: ¿Quién tomará el mando de la organización?

Hacía tiempo las autoridades habían identificado una disputa interna dentro de Los Pachenca: en un bando estaban Mercancía y Deimer Patiño Giraldo, alias “80”, en el otro Jhon Rafael Salazar Salcedo alias “Flash”. Con esta división tripartita, no sería extraño esperar que 80 ya tenga el control sobre la estructura de “Flash”. A rey muerto, rey puesto. Aunque no es claro si 80 tiene la capacidad suficiente para liderar la organización.

Ahora bien, en un escenario de debilitamiento de Los Pachenca, el nodo criminal ubicado en la Sierra Nevada de Santa Marta queda a disposición de quien pueda apropiarse de él. La presencia de otros actores criminales en el territorio, el Ejército de Liberación Nacional en primer lugar y posiblemente Los Urabeños, abre la puerta a posibles nuevas disputas por las rutas y cultivos ilícitos ubicados en la zona.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn