Profesor de Miami experto en criminalidad es acusado de lavado de dinero

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Un profesor de la Universidad de Miami, experto en crimen organizado en América Latina, ha sido acusado de lavar millones de dólares de ganancias ilícitas provenientes de Venezuela, lo que ha causado conmoción y consternación, incluyendo en su círculo más cercano.

Bruce Bagley, profesor de estudios internacionales que ha investigado y escrito extensamente sobre redes de narcotráfico en el continente americano, supuestamente ayudó al menos a otras dos personas a lavar unos US$3 millones de esquemas de corrupción relacionados con proyectos de obras públicas de Venezuela, según una acusación del 18 de noviembre presentada en un tribunal federal de Nueva York.

Se le imputan dos cargos de lavado de dinero y uno de conspiración para lavar dinero. Bagley no respondió a los correos electrónicos de InSight Crime en los que se le pedía comentar al respecto. Su abogado, Daniel Forman, dijo que Bagley compareció ante la corte federal de Miami y fue puesto en libertad bajo una fianza de US$300.000. Si es declarado culpable, podría enfrentar hasta 20 años de prisión.

“Al igual que ustedes, todos quedamos estupefactos por los cargos que se le imputan al Dr. Bagley”, dijo Forman en un correo electrónico. “Nos encontramos evaluando el caso y las posibles pruebas, y creemos que al final el Dr. Bagley será reivindicado”.

     VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre lavado de dinero

Según los cargos, Bagley recibió el dinero en 14 cuentas que abrió en bancos de Suiza y los Emiratos Árabes Unidos entre noviembre de 2017 y abril de 2019, y luego transfirió el efectivo a las cuentas de un coconspirador para ocultar el origen de los fondos, a la vez que conservaba un porcentaje por sus servicios.

La acusación señala que Bagley abrió una cuenta en noviembre de 2016 en un banco de Florida bajo el nombre de una empresa que había fundado una década antes. Dice además que entre noviembre de 2017 y febrero de 2018 recibió en esa cuenta cuatro depósitos de US$200.000 cada uno, de una supuesta compañía de alimentos de los Emiratos Árabes Unidos. El profesor fue al banco con una persona cuyo nombre no aparece en los documentos de la acusación y retiró la mayor parte de los US$800.000 en cheques a nombre de esa persona; luego, agrega la acusación, transfirió US$80.000 a su cuenta personal.

Según el ente acusador, otros US$1.7 millones ingresaron a la cuenta de Bagley entre marzo y agosto de 2018. La acusación añade que luego retiró cheques por US$1.1 millones y transfirió US$92.000 a su cuenta personal. El dinero, según el gobierno, provenía de una cuenta suiza a nombre de una firma de gestión de patrimonios en los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

La fiscalía afirma que las cuentas en Suiza y los EAU en realidad pertenecían a un colombiano. La acusación señala que a Bagley le informaron que los fondos eran producto de “soborno y malversación en el extranjero”, específicamente en Venezuela.

El profesor conocía el origen del dinero y firmó “múltiples contratos falsos con el fin de ocultarlo”, describe la acusación.

Cuando la cuenta comercial del imputado fue cerrada en octubre de 2018 debido a actividades sospechosas, abrió una cuenta nueva, continúa el documento. Después de recibir dos depósitos —uno a principios de enero y otro en febrero de 2019— por un total de US$474.000, Bagley se transfirió a sí mismo US$64.000 como “comisión por sus servicios”, afirma la fiscalía.

Bagley se enriqueció con fondos “robados a ciudadanos venezolanos”, afirmó Geoffrey S. Berman, fiscal estadounidense en Manhattan, en un comunicado de prensa.

Análisis de InSight Crime

La acusación de Bruce Bagley por lavado de dinero ha dejado estupefactos a académicos, periodistas, fiscales del gobierno, legisladores e investigadores —incluyendo a InSight Crime— que consultaban con frecuencia al experto en crimen organizado. El profesor Bagley participó como panelista en la primera conferencia sobre crimen organizado realizada por InSight Crime en Bogotá, Colombia, en 2018.

Aunque criticaba la guerra contra las drogas, no había nada que indicara que estaba tratando de aprovecharse del sistema para su beneficio. De hecho, Bagley conocía las fortalezas y debilidades del sistema mejor que nadie.

Además de su trabajo académico, ejercía como consultor de las Naciones Unidas, varios países latinoamericanos y agencias gubernamentales de Estados Unidos, entre ellas el Buró Federal de Investigaciones (Federal Bureau of Investigation, FBI) y la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (Drug Enforcement Administration, DEA), en temas relacionados con seguridad pública, narcotráfico y lavado de dinero, según dice una reseña suya.

Bagley escribió extensamente sobre los efectos negativos del crimen organizado en los países latinoamericanos.

Entre sus obras más influyentes se encuentra un artículo titulado“Narcotráfico y crimen organizado en las Américas: principales tendencias en el siglo XXI” [“Drug Trafficking and Organized Crime in the Americas: Major Trends in the Twenty-First Century”], publicado en 2013, y reimpreso posteriormente en el libro“Narcotráfico, crimen organizado y violencia en las Américas en la actualidad” [“Drug Trafficking, Organized Crime, and Violence in the Americas Today”], del cual fue coeditor.

Su artículo ofrece varios marcos de referencia para describir el crimen organizado, los cuales todavía son citados por los investigadores. Uno de ellos es el denominado “efecto globo”, que consiste en que las rutas de cultivo y tráfico de drogas se trasladan a otras áreas dependiendo de dónde se enfoquen las fuerzas de seguridad, así como un globo se hincha es una parte cuando uno lo aprieta en cierto punto.

El autor también describe en el mismo artículo la fragmentación del Cartel de Medellín y del Cartel de Cali, Colombia, en redes criminales más pequeñas. Esto, explica, les permitió ser más “hábiles y sutiles” a la hora de ocultar mejor sus “vínculos políticos” y expandirse en actividades ilegales diferentes al tráfico de drogas, como la piratería de tierras y la extracción ilegal de oro. Los carteles de México, dice en su artículo, parecen estar imitando a los colombianos.

     VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de Colombia

El profesor criticaba la guerra contra las drogas, diciendo que la política estadounidense e internacional era un fracaso y censurando el poco o ningún respaldo internacional para otras opciones, “sin importar los efectos secundarios que se produzcan”.

El precio que Colombia ha pagado, escribió Bagley, ha sido “alto y violento”, y el precio que se le pide a México “es tanto o más alto”.

La supuesta conexión de Bagley con los esquemas de corrupción de Venezuela es especialmente irónica. El colapso de Venezuela ha dado lugar a una gran variedad de amenazas del crimen organizado, como el narcotráfico patrocinado por el Estado, las violentas megabandas, los presuntos asesinatos extrajudiciales cometidos por las fuerzas de seguridad del Estado, y la presencia de grupos armados extranjeros que se refugian en el país. La corrupción desenfrenada ha ayudado a sumergir al país en una crisis económica, obligando en última instancia a que oleadas de venezolanos desesperados huyan del país en busca de trabajo, alimentos y medicinas.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn