Hasta julio de 2014 fueron registrados 700 homicidios relacionados con extorsiones en Guatemala: ONG

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

En lo que va del año, al menos 700 personas han sido asesinadas en Guatemala por no haber pagado extorsiones, según una ONG local, una cifra que destaca la enorme escala e impacto del crimen.

Las cifras recopiladas por la organización humanitaria Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) señalan que aproximadamente 700 personas fueron asesinadas por grupos extorsionistas entre el primero de enero y el 31 de julio de este año, informó el diario El País. El director de GAM, Mario Polanco, afirmó que los criminales asesinan a las personas que se rehúsan a aceptar un teléfono celular –que usan los extorsionistas para darle instrucciones a sus víctimas- o a quienes dejen de hacer los pagos, que pueden variar entre US$25 y US$1.290 a la semana, informó El Mundo.

El GAM también recopiló una lista sobre los trabajos más peligrosos en Guatemala, basándose en las profesiones de las víctimas de homicidio. Esta lista es encabezada por comerciates, campesinos y conductores de mototaxis (Vea el gráfico abajo). Polanco dijo a El País que quienes desarrollaban este tipo de profesiones eran particularmente vulnerables a las extorsiones debido a que por lo general manejan dinero en efectivo.

140817 guatemala most-dangerous jobs

Análisis de InSight Crime

Pese a que ha sido bien documentada la extorsión generalizada en Guatemala, las cifras del GAM resaltan el mortal impacto del delito. Según estadísticas oficiales, Guatemala registró 2.343 homicidios entre enero y mayo de 2014, lo que significa que con un promedio de 100 homicidios relacionados con la  extorsión al mes, registrados durante los primeros siete meses del año, estas muertes representan más del 20 por ciento de los homicidios mensuales.

La extorsión también tiene un fuerte impacto financiero. Según las cifras recopiladas por el Ministerio de Gobernación de Guatemala, los criminales reciben un estimado de US$61 millones al año producto de la extorsión y los sectores de transporte y los pequeños negocios han sido los más golpeados. Varios grupos se benefician de este delito. Se cree que las poderosas pandillas callejeras del país son las responsables de aproximadamente el 35 por ciento de los casos, mientras que el otro 65 por ciento es llevado a cabo por otros actores criminales, algunos de los cuales se hacen pasar por “maras” para intimidar a sus víctimas.

Es difícil determinar la verdadera escala del problema dado que las víctimas a menudo no reportan las extorsiones por miedo a represalias y por falta de confianza en las autoridades. Sólo la semana pasada, tres oficiales de la policía de Guatemala fueron arrestados por extorsionar a migrantes indocumentados.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Guatemala

Es problema no se limita a Guatemala –en sus vecinos Honduras y El Salvador la extorsión también es generalizada y los principales blancos suelen ser los conductores de taxi y los dueños de pequeños negocios.

Guatemala ha tomado algunas medidas para abordar las extorsiones y los homicidios, como la creación de una unidad especial antiextorsión y, más recientemente, llevando a juicio a 95 miembros de la Mara Salvatrucha (MS13) por su participación en 35 homicidios y extorsiones. El informe de GAM muestra que a pesar de estas medidas, la extorsión continúa impactando fuertemente las vidas de los ciudadanos de Guatemala.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn