90% de los habitantes de ciudad de Brasil viven del narcotráfico: Autoridades

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Una ciudad de Brasil, fronteriza con Perú y Colombia, está casi totalmente dedicada al narcotráfico según las autoridades peruanas, resaltando la importancia estratégica de la región de la triple frontera amazónica, que a menudo es pasada por alto.

Las autoridades de Perú creen que el 90 por ciento de los habitantes de Tabatinga, una ciudad que está ubicada al occidente del estado de Amazonas en Brasil, está involucrado en el narcotráfico, bien sea directa o indirectamente, informó La República.

La presencia de grupos narcotraficantes ha conducido a una violencia cada vez mayor, a medida que las organizaciones brasileñas y peruanas se disputan el territorio, según las autoridades.

Tabatinga se encuentra en el llamado “Trapecio Amazónico”, que incluye la zona de la triple frontera de Tabatinga, Santa Rosa en Perú y Leticia en Colombia, y se extiende a la ciudad peruana de Iquitos más al occidente.

Amazonas Golden Triangle espanol

Análisis de InSight Crime

El Trapecio Amazónico se ha venido convirtiendo rápidamente en una zona clave para el narcotráfico, así como para otras actividades criminales, como el tráfico de armas.

Esto en parte se debe al “efecto globo”, donde la presión de las fuerzas de seguridad de Colombia ha llevado a una migración del narcotráfico hacia territorios más tranquilos en Perú y Brasil, según las autoridades.

Sin embargo, se debe principalmente a la ubicación, un punto de convergencia entre dos de los principales países productores de coca, Colombia y Perú, y el mayor mercado de consumo de la región, Brasil, que es también un importante punto de transbordo de drogas.

La zona de la triple frontera es un terreno selvático aislado que ha atraído la presencia de los cultivos de coca, al tiempo que las fronteras entre las ciudades son casi inexistentes y los controles fronterizos son laxos, lo que ha facilitado la movilización de un país a otro sin ser detectado.

Recientemente, las autoridades peruanas y brasileñas destruyeron tres laboratorios de procesamiento de cocaína en territorio peruano, que dijeron que eran administrados por colombianos, informó la República.

Investigación de campo de InSight Crime reveló evidencia de que criminales rusos también están operando en la región. Los rusos parecen estar tratando de asegurar un suministro de drogas más cerca de la fuente, para luego traficarlo a través de Brasil desde donde se puede mover hacia Europa y Rusia.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn