Ejército de Colombia mata a alias ‘Pácora’, un golpe contundente para el EPL

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

En un operativo en Colombia, murió a manos de la fuerza pública alias “Pácora”, máximo jefe del ala política y militar del EPL, un golpe contundente contra una organización criminal que se encuentra profundamente fraccionada y una oportunidad de expansión para el ELN.

El ministro de defensa Guillermo Botero anunció, el 27 de septiembre, la muerte de Luis Antonio Quiceno Sanjuan alias “Pácora”, jefe principal del Ejército Popular de Liberación (EPL), durante un operativo liderado por el Ejército Nacional y la Policía en el municipio de Sardinata en el departamento de Norte de Santander.

Con el apoyo de la Dirección de Investigación Criminal (DIJIN), en la operación también fue capturado alias “Hugo”, quien según las autoridades sería el tercer hombre al mando en la estructura del grupo criminal que opera al nororiente de Colombia.

VEA TAMBIEN: Perfil del EPL

Pacora llevaba más de 20 años al interior del grupo, y asumió su liderazgo tras la muerte de Víctor Ramón Navarro, alias Megateo, en octubre de 2015 y la posterior captura de su sucesor Guillermo León alias  “David León” en 2016.

El comandante de las Fuerzas Militares, el general Nicacio Martínez se refirió a la muerte de Pácora como una victoria contundente contra esta grupo, el cual ha sufrido por lo menos tres golpes militares importantes en el 2019.

El primero ocurrió en enero cuando Reinaldo Peñaranda Franco, alias “Pepe” o “Pedro” jefe político del EPL, fue capturado en el departamento de Cesar. Luego, en febrero, Luis Miguel Montejo Salazar alias “Bayan”, fue atrapado por las autoridades acusado de pertenecer al anillo de seguridad principal de Pácora.

Análisis de InSight Crime

Como InSight Crime ha reportado, el EPL se encuentra actualmente dividido entre una facción guerrillera en el Catatumbo -la cual lideraba Pácora- y otra principalmente narcotraficante que, en alianza con la banda Los Rastrojos, se ha apropiado de una ruta de droga en la frontera del área metropolitana de Cúcuta, una de las rutas más importantes de este eje del narcotráfico en el país.

En este contexto, la muerte de Pácora le augura un futuro incierto a esa facción política que permanece al norte del departamento. Esta situación, dificultaría aún más la cohesión de la facción política que lideraba Pácora. Fuentes en terreno le aseguraron a InSight Crime que incluso con su trayectoria, Pácora no pudo ejercer un mando unificado dentro del EPL y esto le generó varios roces con otros mandos al interior de la estructura.

Este vacío en el liderazgo podría derivar en una potencial degradación y mayor criminalización de este reducto político que queda en el Catatumbo. Lo anterior, debido a la presión que la facción narcotraficante que permanece en la frontera pueda ejercer para atraer a quienes quedan en ese grupo usando los réditos de la droga.

VEA TAMBIEN: Fricciones del EPL dan paso al ELN en Norte de Santander, Colombia

Pero sin duda el actor más beneficiado de este nuevo golpe al EPL es nuevamente el ELN. Luego de la guerra que libraron estas dos estructuras durante el 2018 y buena parte del 2019, el ELN terminó con una considerable ventaja, por lo que la muerte de Pácora les permitiría continuar fortaleciéndose y ampliando su capacidad militar.

El ELN se ha venido vigorizando en el Catatumbo específicamente en municipios como el Tarra, Ocaña, el Carmen y San Calixto. Ante la coyuntura y en caso de una expansión, este grupo criminal podría aumentar su control en otros municipios como Teorama, el Tarra, Hacarí, Playa de Belén y Sardinata, territorios que continuaban en disputa con el EPL.

Obtener esta ventaja en el control del Catatumbo no es poca cosa. Esta zona no solo tiene una de las mayores cosechas de coca del país y la capacidad de producir cocaína a bajo costo, sino que además su ubicación remota en la frontera con Venezuela les da a los actores criminales acceso a rutas claves de narcotráfico y otras actividades lucrativas, como el paso de mercancías de contrabando, el tráfico de armas y la extorsión por los cruces ilegales.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn