Abogados de ‘El Chapo’ retrasan proceso de extradición

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El equipo legal del infame narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán ha postergado temporalmente su extradición a Estados Unidos, en una táctica que puede ser parte de un intento para asegurar un acuerdo con los fiscales estadounidenses.

El 28 de junio, un juez mexicano aceptó dos requerimientos interpuestos por los abogados de Guzmán apelando a las decisiones tomadas en el mes de mayo en las que dos jueces aprobaron la petición de extradición de California y Texas, según informó Excélsior.

Los amparos son un recurso utilizado por los abogados de la defensa para interrumpir temporalmente los procesos judiciales, mientras se hace una auditoría para establecer si se están violando los derechos fundamentales de sus clientes.

El líder del Cartel de Sinaloa se encuentra en una cárcel de Ciudad Juárez, ubicada cerca de la frontera con El Paso, Texas. Se le han formulado cargos en varias jurisdicciones estadounidenses, incluyendo California y Texas, por acusaciones que incluyen la distribución de cocaína, crimen organizado, lavado de dinero y homicidio.

En discusiones contra la extradición, José Refugio Rodríguez, coordinador del equipo de defensa de Guzmán, declaró que las peticiones de extradición han sido solicitadas ilegítimamente, según informó El Debate. Además, según Univisión, Rodríguez argumentó que los crímenes por los cuales Guzmán es requerido en Estados Unidos no están tipificados como delitos bajo la ley mexicana, y los tribunales de Estados Unidos no cuentan con evidencia concreta suficiente para procesar a Guzmán.

El Diario informó que El Chapo tendrá una audiencia el 25 de julio para comenzar el proceso de resolución de los requerimientos. Rodríguez se mostró optimista en cuanto a que la Corte Suprema de México eventualmente tomaría el caso y fallaría a favor de su cliente.

Análisis de InSight Crime

Luego de la recaptura del capo en enero, funcionarios mexicanos afirmaron que el proceso para extraditar a El Chapo a Estados Unidos demoraría por lo menos un año, debido a los recursos legales a su disposición, especialmente el de amparo.

Demorar los procesos de extradición puede hacer parte de una estrategia más amplia de El Chapo, para ganar tiempo con el fin de negociar su sentencia con los fiscales estadounidenses. Antes de eso, el abogado principal de Guzmán, José Refugio Rodríguez, había señalado que su cliente estaría dispuesto a aceptar culpabilidad por los cargos que Estados Unidos lo busca, a cambio de no ser encarcelado en una prisión de máxima seguridad. Sin embargo, según El Diario, no estaría dispuesto a convertirse en informante para los fiscales estadounidenses y testificar en contra de otros.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre El Chapo

La pregunta ahora es, ¿con qué velocidad puede la corte emitir un fallo sobre los requerimientos de Guzmán? Dado lo notorio del caso, es posible que grandes retrasos en el proceso de extradición impongan presión sobre la administración mexicana del presidente Enrique Peña Nieto, quien ya fue puesto en aprietos con el escape de prisión de El Chapo en julio de 2015.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn