Allanamientos en otro municipio de El Salvador por nexos con pandillas

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

El jefe de policía de Zacatecoluca está huyendo de la justicia, en el segundo caso este mes de un municipio importante que habría sido infiltrado y corrompido por las mismas pandillas que son blanco de una importante ofensiva por parte del gobierno de El Salvador.

La Fiscalía General de El Salvador anunció el 21 de junio que emitió órdenes de captura para 13 sospechosos de pertenecer a una organización terrorista en el municipio de Zacatecoluca, en el departamento de La Paz, ubicado a unos 40 km al sureste de San Salvador. Vicente de los Ángeles Comayagua Barahona, el jefe de la policía en la municipalidad y cuatro de sus subalternos figuran entre los imputados.

El fiscal general Douglas Meléndez declaró que los agentes estaban involucrados con la pandilla Barrio 18 en una red de extorsión que actúa en el mercado local. Señaló que un cabecilla detenido en la cárcel de Zacatecoluca dirigía la red de extorsión. La acusación de ser una organización terrorista se aplica por lo general a miembros de las violentas pandillas callejeras del país. La mayoría de los demás sospechosos fueron identificados como miembros de la facción Revolucionarios de Barrio 18.

“El director del CAM [Cuerpo de Agentes Municipales] y otros miembros del CAM han estado dándole soporte desde la municipalidad a la estructura de la pandilla 18, dándole transporte en vehículos y municiones”, declaró Meléndez a La Prensa Gráfica. Añadió que dos pandilleros trabajan como agentes de policía. 

La Prensa Gráfica informó que cuatro agentes municipales hacían parte de las 12 personas aprehendidas en el caso, y que Meléndez creía que una filtración de información habría permitido al jefe de la policía evadir su captura.

Análisis de InSight Crime

Zacatecoluca es el segundo municipio importante que cae en este escándalo de corrupción en menos de un mes —el alcalde de Apopa, 15 empleados municipales y 14 pandilleros fueron detenidos en la primera semana de junio—. Lo que hace notable el caso de Zacatecoluca, es que en la población está ubicada una cárcel de máxima seguridad, y los investigadores identificaron la red de extorsión a través de un cabecilla que se encuentra preso en ella.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de El Salvador

Además, Apopa y Zacatecoluca son dos de las diez ciudades que participaron en la polémica tregua de pandillas en 2012, lo que marcó un momento álgido en la influencia política de las pandillas. El partido conservador Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) dirige en Apopa, mientras que Zacatecoluca está gobernado por el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN).

El escándalo de corrupción en Zacatecoluca es un indicador más de que las pandillas de El Salvador siguen ejerciendo poder político, como lo demuestra su influencia sobre los gobiernos locales. El que se hubiera puesto en alerta al jefe de policía sobre la redada también podría indicar que la infiltración de las pandillas en las fuerzas del orden se extiende también al ámbito nacional.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+