Argentina extenderá a todo el país programa de tratamiento de drogas para delitos menores

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El gobierno de Argentina está buscando expandir un proyecto piloto que proporciona tratamiento en lugar de encarcelamiento para los drogadictos acusados de delitos menores, una iniciativa que podría contribuir a reducir las tasas de reincidencia, así como el hacinamiento en las cárceles.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Argentina se está preparando para implementar los llamados Tribunales de Tratamiento de Drogas (TTD) a nivel nacional, informó La Nación. Las autoridades esperan que este plan reduzca la tasa de reincidencia en Argentina, que es, según los informes, de cerca del 50 por ciento.

Esta medida expande el modelo de los TTD, que fue implementado inicialmente como un programa piloto en la provincia noroccidental de Salta en octubre de 2013. En este programa, los drogadictos acusados de delitos no violentos o menores pueden solicitar que se suspenda su juicio con el fin de someterse a un tratamiento. Si el programa de rehabilitación se considera exitoso, la actividad criminal es eliminada de los registros del sospechoso.

Las autoridades dicen que los programas piloto en Salta han dado lugar a disminuciones en las tasas de criminalidad y reincidencia.

Se espera que los entrenamientos sobre los TTD, organizados por el Ministerio de Justicia y la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas (SEDRONAR), tendrán lugar durante las próximas semanas en varias partes del país, según La Nación.

Análisis de InSight Crime

La expansión del programa de los TTD podría tener un impacto significativo sobre la manera como se administra justicia en Argentina. Según datos de la organización no gubernamental argentina Intercambios, las condenas por cargos relacionados con drogas aumentaron en más del 100 por ciento entre 2002 y 2013, y son actualmente la tercera ofensa más común entre los presos, después del robo y el homicidio. Este incremento es especialmente notorio en la provincia de Buenos Aires, donde el número de delincuentes que han cometido delitos relacionados con drogas y se encuentran recluidos en la cárcel aumentó de ocho en 2002 a 2.432 en 2013.

Los TTD también podrían reducir el hacinamiento en las cárceles de Argentina. Con una tasa de ocupación del 103 por ciento, las cárceles del país están operando ligeramente por encima de su capacidad máxima. Esta cifra es mucho menor que las tasas de hacinamiento en muchos otros países latinoamericanos, donde las poblaciones carcelarias suelen superar en gran medida los límites oficiales. Pero en relación con los delitos relacionados con drogas, el problema en Argentina es especialmente agudo en Buenos Aires; las cárceles de la provincia tienen sólo 28.000 camas para más de 35.000 internos.

VEA TAMBIÉN: InDepth: Prisiones

Si bien la perspectiva de disponer de más tribunales para el tratamiento de las drogas puede parecer prometedora, su implementación puede resultar difícil. Algunos funcionarios dicen que la población general podría resistente a estos tipos de cambios legales.

“La gran dificultad política es cómo bajamos ese designio técnico a la realidad, a la comunicación, a la ciudadanía, que pareciera que está pidiendo otra cosa”, dijo Santiago Otamendi, un alto funcionario judicial, durante un seminario sobre las TTD. “Es difícil hablar de alternativas de encarcelamiento hoy en día”.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn