Arresto muestra que las BACRIM de Colombia se mueven hacia la región fronteriza del Amazonas

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Colombia han capturado a los miembros de un grupo narcoparamilitar que pretendía establecerse en la región fronteriza del Amazonas, socavando las declaraciones oficiales previas de que los grupos conocidos como las BACRIM no tienen presencia en esta zona.

El 19 de mayo, la policía colombiana detuvo a nueve hombres que presuntamente trabajan para Martín Farfán Díaz, alias “Pijarbey”, líder de un grupo criminal disidente de la organización paramilitar, el Ejército Revolucionario Antisubversivo de Colombia (ERPAC).

Las autoridades creen que Pijarbey envió a estos hombres al departamento de Amazonas en 2013 para establecer una ruta de tráfico de drogas, informó El Tiempo. Los emisarios de Pijarbey supuestamente luchaban por el control de la región contra uno de los grupos criminales más prominentes de la zona, los Caqueteños. La batalla dejó doce muertos antes de que los hombres de Pijarbey fueran capturados.

Un exdiputado, Pedro Arturo Sinisterra alias “Pedro”, fue uno de los arrestados . La policía cree que Sinisterra dirigía la “oficina de cobro” de la organización, cobraba y recibía dinero de cargamentos de droga, y obtenía precursores químicos para los laboratorios de cocaína.

Pijarbey también trabajó con tres narcotraficantes brasileños en la zona fronteriza, transportaba cocaína desde Perú hasta la ciudad colombiana de Leticia y la enviaba a Brasil. Aunque la operación de Pijarbey comenzó hace menos de un año, su grupo presuntamente tenía la capacidad de producir una tonelada y media de cocaína cada mes.

Análisis de InSight Crime

La región de triple frontera formada por Colombia, Perú y Brasil, ha sido utilizada desde hace mucho tiempo por los traficantes para producir y transportar cocaína. La hoja de coca generalmente es cultivada y procesada ??en Perú, y luego se transporta a Brasil a través de Colombia, aprovechándose de huecos en la seguridad fronteriza.

Cuando InSight Crime realizó una investigación en esta región en marzo, las autoridades informaron que los grupos sucesores de los paramilitares conocidos como BACRIM (bandas criminales) no tenían presencia en el Amazonas. Un informe publicado por la ONG colombiana Indepaz en 2013 (pdf) también afirmó que, hasta el 2012, no había presencia de grupos de BACRIM.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Colombia

Aunque la situación de seguridad en Leticia -la capital de Amazonas- ha mejorado notablemente desde los años ochenta, los arrestos recientes indican que al menos una BACRIM se ha trasladado a la zona. La captura del exdiputado Sinisterra, junto con la incursión de Pijarbey también son señal de cierto grado de complicidad oficial para facilitar el traslado.

Lo que queda por verse es si estos arrestos tienen éxito en frenar el avance de las BACRIM, o si el grupo disidente del ERPAC u otros grupos van a persistir en sus intentos de controlar este corredor del narcotráfico.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

1 Comentario

Comments are closed.