Arrestos en Perú revelan vínculos de Sendero Luminoso con el narcotráfico

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Los narcotraficantes detenidos en Perú han arrojado luz sobre cómo Sendero Luminoso obtiene sus ganancias del tráfico de drogas, resaltando la diferencia entre el grupo guerrillero peruano y otras guerrillas de Latinoamérica que participan en el narcotráfico, como las FARC en Colombia.

Después de una operación conjunta del ejército y la policía del país, las autoridades reportaron 23 detenciones y el desmantelamiento de una red de narcotráfico conectada a la insurgencia guerrillera, informó El Comercio. Las detenciones tuvieron lugar en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la principal región de cultivo de coca de Perú y el último fortín de Sendero Luminoso.

Según La República, el testimonio de tres de los líderes de la red ha puesto de manifiesto la dinámica entre los narcotraficantes y la guerrilla, que al parecer no tienen ningún papel directo en la cosecha o el procesamiento de las drogas, pero sí cobran y regulan a quienes lo hacen.

Los narcotraficantes arrestados dijeron a los oficiales de la fuerza pública que Sendero Luminoso cobra un impuesto de US$5.000 por cada tonelada de producto movido por su territorio, al igual que exigen armas y equipos para su uso.

VEA TAMBIÉN: Perfil de Sendero Luminoso

Análisis de InSight Crime

Esta visión de las operaciones de Sendero Luminoso en el VRAEM demuestra en qué se diferencia de otros grupos guerrilleros como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), las cuales están directamente involucradas en el procesamiento de la cocaína y en su transporte. Al igual que Sendero Luminoso, las FARC también imponen impuestos, pero cobran mucho más que los guerrilleros peruanos. Mientras que los impuestos de Sendero Luminoso ascienden a US$5 por kilo, se cree que las FARC cobran cincuenta veces más al gravar a los agricultores y a los compradores por cada kilo de base de coca.

Los resultados se ven reflejados en las ganancias de los grupos. Se estima que en el VRAEM se producen alrededor de 150 toneladas de cocaína al año, según La República, por lo cual Sendero Luminoso entonces obtendría ganancias de menos de US$1 millón al año, mientras que InSight Crime estima que los ingresos anuales de las FARC producto del narcotráfico se encuentran en aproximadamente US$200 millones.

VEA TAMBIÉN: FARC, paz y posible criminalización

No obstante, Sendero Luminoso tiene otras fuentes de ingresos, incluyendo el cobro de impuestos a la tala y minería ilegales, y la extorsión de grandes empresas y corporaciones. La incautación en abril de 2012 de US$100 millones en bienes de propiedad de líderes de Sendero Luminoso demostró que el grupo tiene acceso a importantes fondos.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn