Arrestos en Honduras apuntan al uso de aeropuertos comerciales por parte de narcotraficantes

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades hondureñas detuvieron a dos pilotos mexicanos, cuando intentaban despegar de un aeropuerto comercial con la ayuda de una “mafia” que involucraba a personal del aeropuerto, según la fuerza aérea, lo que indica cómo la corrupción oficial puede socavar los intentos por detener el flujo de tráfico aéreo ilícito.

Los dos pilotos mexicanos fueron detenidos el 6 de julio, llevando unos 400 galones de combustible y US$12.000 a bordo de un avión en el que tenían previsto volar desde el Aeropuerto Internacional Golosón, en la ciudad de La Ceiba, informó Proceso. Las dos personas fueron arrestadas bajo la acusación de prepararse para traficar drogas ilegales, y las autoridades creen que se dirigían a la región de La Mosquitia, al este de Honduras.

Al parecer, los acusados habían volado desde San Pedro Sula, pidiendo permiso para aterrizar en Golosón para realizar pruebas en el motor del avión. Una vez allí, le quitaron los asientos del avión para hacer espacio para el combustible, el cual recibieron de personas que esperaban en vehículos cercanos -una de los cuales también fue arrestada, informó La Prensa.

Según el comandante de la fuerza aérea de La Ceiba Javier Barrientos, la evidencia en el caso apunta fuertemente a la colaboración de los funcionarios del aeropuerto y de la ciudad, quienes pudieron haber facilitado la entrada de los pilotos al país. Atribuyó el caso a las acciones de una “gran mafia” que operaba en el aeropuerto, y afirmó que los empleados de la torre de control, de la seguridad del aeropuerto, y las autoridades de migración habían permitido estas situaciones, Informó Proceso.

Análisis de InSight Crime

En los últimos años se ha visto un fuerte aumento en los vuelos con drogas que pasan por Honduras, con cargamentos de cocaína con dirección hacia el norte. Este desarrollo fue impulsado en parte por las medidas drásticas contra el tráfico aéreo, implementadas por las autoridades en la vecina Guatemala, así como por el caos que se dio tras el golpe de Estado de 2009, el cual ayudó a convertir a Honduras en una narcobodega.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Honduras

Tanto el gobierno anterior como el actual gobierno del presidente Juan Orlando Hernández han hecho esfuerzos concertados para reducir los vuelos con drogas ilegales, dando prioridad a la destrucción de pistas de aterrizaje ilegales, aprobando una ley de derribo en enero y comprando sistemas de radar de Israel. Uno de los radares ya llegó al país, y se espera que los otros dos lleguen en agosto.

Sin embargo, el caso reciente indica que la corrupción sistémica también juega un papel en facilitar el tráfico aéreo de drogas en Honduras, y tendrá que ser abordada si las autoridades quieren combatir con éxito los vuelos de drogas.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn