Asesinato de Director de Noticias de Brasil Evidencia Riesgo para Periodistas

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El asesinato del director de un periódico de Río de Janeiro ofrece un ejemplo más de la violencia a la que se enfrentan los periodistas en Brasil, aunque aún no está claro el motivo de su homicidio.

José Roberto Ornelas de Lemos, quien también es el hijo del dueño del diario “Hora H”, fue abaleado al menos 44 veces por un grupo de hombres armados en la ciudad de Nova Iguaçu, en las afueras de Río de Janeiro, informó EFE. El padre de Lemos dijo que su hijo había sido amenazado de muerte antes de su homicidio.

Un oficial de policía dijo a varios medios de comunicación que existen varios posibles motivos del crimen, pero actualmente su principal hipótesis es que el periódico de Lemos era muy combativo y esto pudo haberle creado muchos enemigos. Hora H es bien conocido por sus reportajes sobre el crimen organizado y la corrupción en la policía y los políticos, informó Los Angeles Times.

No obstante, hay muchas preguntas. En 2003, el propio Lemos fue acusado de haber financiado a los pistoleros que asesinaron a Kennedy Jaime de Souza, el entonces subsecretario de gobierno de Sao Joao de Merití, informó O Dia.

Análisis de InSight Crime

Aunque las acusaciones penales formuladas contra Lemos en el pasado plantean la posibilidad de que pudo haber razones oscuras detrás de su muerte, su homicidio pone de manifiesto la alarmante tendencia de violencia en contra de los periodistas en Brasil. Desde 1992, ha habido 27 periodistas asesinados por su trabajo en Brasil, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), once de los cuales tuvieron fueron muertos en los últimos tres años. Esta serie de homicidios en tres años ha hecho que Brasil pase al décimo lugar en el índice de impunidad para casos de periodistas asesinados de 2013del Comité para la Protección de los Periodistas, y ha causado preocupación por el impacto de la creciente violencia sobre la libertad de prensa, sobre todo en las ciudades de provincia y las zonas rurales.

Los homicidios de dos periodistas en una semana en febrero incitaron a los funcionarios de Derechos Humanos en Brasil a solicitar a la legislatura el fortalecimiento de las leyes contra el sicariato y los escuadrones de la muerte conocidos como milicias. Actualmente la impunidad es extremadamente alta para los presuntos homicidios cometidos por las milicias, y dado que estos grupos a menudo están compuestos por policías activos y retirados, las autoridades regionales poco se esfuerzan por investigar estos crímenes.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn