Autoridades desmantelan red de tráfico de niños en Venezuela

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Venezuela han detenido a cuatro presuntos miembros de una red de tráfico de niños que utilizaba una fundación para niños como fachada, resaltando la participación del país en esta alarmante actividad criminal regional.

Las detenciones se llevaron a cabo cerca de Ciudad Guayana, en el estado de Bolívar al noreste del país, luego de que una mujer denunciara el robo de su hijo. Según EFE, los captores le habían dicho previamente a la mujer que trabajaban para una organización de niños sin ánimo de lucro. Ellos la convencieron de abordar un vehículo con ellos, con el pretexto de inscribir a su hijo en un programa de bienestar social, pero huyeron con el niño después de que ella saliera del vehículo para firmar unos papeles.

Entre los arrestados hay un funcionario del cercano municipio de Caroní, y el director chileno de la filial venezolana de la empresa maderera Masisa. El gerente de Masisa supuestamente compró los bebés a otros miembros de la red, por un precio de alrededor de US$11.000 cada uno (70.000 bolívares).

Según las autoridades, el grupo utilizó la organización como fachada, ofreciendo paquetes de caridad a las familias de bajos ingresos, informó El Universal. Se cree que el grupo ha operado con la ayuda de funcionarios corruptos, que pagan una cuota para hacer que las transacciones parezcan legales.

No está claro cuántos niños fueron traficados fuera del país, pero las autoridades venezolanas dicen que al menos dos niñas fueron enviadas a Chile y una a Brasil.

Análisis de InSight Crime

En 2011, Venezuela se ubicó en el Nivel 3 (Tier 3) en la “lista de vigilancia” sobre la trata de personas del Departamento de Estado de Estados Unidos, sobre la base de la incapacidad del país para combatir adecuadamente la práctica. Aunque el país fue ubicado en el Nivel 2 en el informe de 2013, tras fortalecer sus leyes contra la trata, siguió siendo un país de origen, tránsito y destino para las víctimas.

Aunque los boletines de noticias no lo hacen explícito, es posible que los bebés robados fueran posteriormente vendidos en adopciones ilegales fuera de Venezuela, algo que se ve en otros países de la región. El robo de niños para ser vendidos en adopciones ilegales, por parte de los grupos criminales, es un gran problema en Guatemala. También se han visto casos en México y Brasil.

La conexión entre Venezuela y Chile en el caso es un tanto sorprendente, ya que Chile no es considerado como un importante centro de tráfico, pese a que fue desmantelada en junio una red de tráfico humano chilena que utilizaba a Perú y Ecuador como países de tránsito.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn