Banda argentina se financiaba de falsos secuestros

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Argentina desmantelaron un grupo criminal dedicado a simular secuestros, una práctica que se ha observado en otros lugares de Latinoamérica, mediante la cual son los criminales de poca monta, y no las pandillas, quienes utilizan el secuestro como una forma rápida de ganar dinero.

El grupo —que se autodenominaba “Los Simuladores”—, extorsionó al menos a 24 víctimas en un periodo de cuatro meses y obtuvo ganancias cercanas a US$113.000, además de joyas y otros bienes valiosos exigidos como “rescate”, informó Clarín.

Para realizar los falsos secuestros, el grupo alquilaba casas en los barrios objetivo para recopilar información sobre las víctimas potenciales y también investigaba en Internet. Posteriormente, los criminales llamaban a la víctima, tarde en la noche o temprano en la mañana —con el fin de desorientarla—, y le hacían creer que algún familiar estaba secuestrado. Uno de los extorsionistas se hacía pasar por el rehén y pedía ayuda por teléfono, mientras que los demás amenazaban a la víctima y exigían el pago de un rescate.

Los dos líderes de la banda fueron arrestados, pero sus cinco cómplices aún no han sido identificados.

Análisis de InSight Crime

La estrategia empleada por Los Simuladores ha sido utilizada en muchos lugares de Latinoamérica, a medida que las técnicas de extorsión y secuestro —que solían ser de uso exclusivo de pandillas y grupos armados ilegales— se hacen cada vez más populares entre los delincuentes comunes.

En Colombia, por ejemplo, los grupos guerrilleros fueron responsables de un 58 por ciento de los secuestros entre 1970 y 2010. Sin embargo, un informe publicado en diciembre de 2014 por la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión (GAULA)de la policía indica que la delincuencia común actualmente es responsable del 75 por ciento de los secuestros y del 86 por ciento de las extorsiones. El año pasado, el director de la ONG colombiana País Libre le dijo a InSight Crime que los falsos secuestros son un método extorsivo común en Colombia, cuyas supuestas víctimas son usualmente amas de casa.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre la extorsión

Del mismo modo, aunque en Honduras la extorsión es comúnmente asociada a poderosas pandillas callejeras como la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, la delincuencia común es responsable de al menos el 70 por ciento de los casos, según la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA).

Como en el caso de Honduras, donde los delincuentes comunes con frecuencia se hacen pasar por pandilleros para intimidar a sus víctimas, grupos como Los Simuladores en Argentina operan con base en temores existentes. El secuestro está aumentando en Argentina: casi 700 casos fueron reportados entre el 1 de enero y el 30 de septiembre del año pasado, incluyendo víctimas tan célebres como el padre del futbolista Carlos Tévez. A pesar de que la cifra es baja en comparación con países como México, la amenaza del secuestro es lo suficientemente real como para haber generado cerca de 800 casos mensuales de falsos secuestros solamente en el área metropolitana de Buenos Aires.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

1 Comentario

Comments are closed.