Bandas de Secuestradores se Mueven de la Frontera entre Colombia y Venezuela

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Bandas binacionales de secuestradores, compuestas por colombianos y venezolanos, se están desplegando desde los estados fronterizos hacia el centro de Venezuela, alimentando una tendencia que ha visto cómo Venezuela supera a Colombia como epicentro del secuestro.

En el transcurso de una semana, tribunales venezolanos condenaron a siete colombianos y a un venezolano a prisión por secuestro, en Yaracuy, estado central de Venezuela, mientras que una presunta banda de secuestradores, compuesta de cuatro venezolanos y un colombiano, fue desmantelada en el estado fronterizo de Táchira.

Según fuentes policiales citadas por El Nacional, los casos hacen parte de una tendencia que, en meses recientes, ha evidenciado cómo secuestradores colombianos y venezolanos trabajan juntos, tanto en el oriente como en el centro de Venezuela. Según el diario, también ha habido informes de la presencia de estas pandillas binacionales en el Distrito Capital y los estados de Mérida y Zulia, cerca de la frontera.

Análisis de InSight Crime

Durante la última década, Venezuela y Colombia han seguido trayectorias opuestas, en lo que respecta al secuestro. En 2012, Colombia registró 85 por ciento secuestros menos que en 2002, cuando el país fue reconocido como capital mundial del secuestro. Por el contrario, en Venezuela el secuestro aumentó en un estimado de 430 por ciento entre 1999 y 2011 (aunque las estadísticas de Venezuela deben abordarse con precaución, ya que la falta de confianza en las cifras oficiales ha llevado a las organizaciones a utilizar estimaciones, en lugar de los números reportados oficialmente). En 2012, hubo 1.970 secuestros en Venezuela, según un estudio realizado por el criminólogo Fermín Mármol García, en comparación con 305 en Colombia.

La frontera entre Venezuela y Colombia es un hervidero para la actividad criminal, en gran parte impulsada por las operaciones transfronterizas de los grupos narco-paramilitares como los Rastrojos. Se sabe que los grupos guerrilleros colombianos, como las FARC y el ELN, llevan a cabo operaciones de secuestro en los estados fronterizos colombianos como Arauca, para luego mover a sus víctimas hacia Venezuela, en donde se recoge el dinero del rescate. Es casi seguro que el ambiente general de anarquía en esta región fronteriza haya contribuido al crecimiento de las bandas binacionales de secuestradores, incluyendo las que, al parecer, están alejándose de los estados fronterizos, adentrándose más profundamente en el territorio venezolano.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

1 Comentario

Comments are closed.