Benedicto Jiménez, héroe y luego prófugo, es capturado en Perú

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Un coronel de la Policía Nacional en retiro y héroe del conflicto interno de Perú ha sido detenido por sus presuntos vínculos con el “Pablo Escobar del Perú”, en el caso más reciente de un funcionario que cae en desgracia por cargos de crimen organizado.

El 25 de octubre, tras una búsqueda que duró más de un mes, el excoronel Benedicto Jiménez fue capturado por un equipo especial de la policía en la ciudad de Arequipa, al sur del país, informó El Comercio. Se le acusa de haber participado en la red de lavado de dinero manejada por el presunto capo Rodolfo Orellana.

Jiménez fue arrestado inicialmente el 1 de julio por cargos de lavado de dinero y asociación ilícita, pero fue dejado en libertad y ha estado huyendo de las autoridades desde que un juez ordenó su detención preventiva más tarde ese mes.

Según documentos del gobierno a los que tuvo acceso El Comercio, Jiménez estaba a cargo de la ONG Unidos contra el Narcotráfico y el Lavado de Activos (UCONA) y de la revista “Juez justo”, la cual fue utilizada para desacreditar a aquellos que acusaban a la organización de estar implicada en actividades criminales.

Según un documento del Ministerio Público, con la ayuda de funcionarios corruptos la organización de Orellana logró “amasar una fortuna que superaría los 100 millones de dólares” a través de una serie de negocios ilícitos, informó El Comercio.

Análisis de InSight Crime

La captura de Jiménez es un importante paso en el proceso contra la red de Orellana, quien ha sido llamado el “Pablo Escobar del Perú” por su presunto imperio criminal y conexiones políticas. Y las autoridades, sin duda alguna, van a tratar de aprovechar el impulso de la captura de Jiménez para localizar al hombre que se ha convertido en uno de los criminales más buscados del país.

Jiménez llegó a ser considerado un héroe nacional por su papel de liderazgo en la captura de 1992 de Abimael Guzmán, el líder del grupo guerrillero maoísta Sendero Luminoso. Este estatus le habría ayudado a construir su presunta red criminal -constituida por unos 200 policías corruptos- que según los informes robó al gobierno grandes sumas de dinero público.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre élites y crimen organizado

El abuso de poder para el enriquecimiento personal es una narrativa familiar en Perú. Funcionarios de todos los niveles del gobierno han sido investigados por corrupción, entre ellos tres presidentes recientes. Se cree que los funcionarios corruptos son facilitadores importantes del tráfico de drogas en el país. En un caso reciente, un congresista fue acusado de vínculos con un traficante mexicano responsable por un cargamento de cocaína de 7,5 toneladas que fue incautado en la costa peruana.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn