Capo de Honduras acusado por EEUU se entregaría la justicia: Informes

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Un presunto narcotraficante sospechoso de tener vínculos con varios funcionarios corruptos en Honduras se estaría preparando para entregarse a la justicia, pero aún no se sabe precisamente dónde sería juzgado.

Con base en una fuente no identificada muy cercana a la policía, la cadena de televisión HCH informó el 17 de octubre que Wilter Blanco, presunto cabecilla del Cartel del Atlántico, se entregaría a las autoridades “en las próximas 24 horas”.

Sin embargo, un portavoz de la policía hondureña desmintió el informe.

“No le vemos sustento a esa información que trascendió en los medios”, le dijo el portavoz a La Prensa. “Estamos pendientes con este caso y cualquier información es de suma importancia”.

El informe de HCH salió el mismo día que un tribunal federal de Estados Unidos ordenó la reapertura de una acusación en la que se imputa a Blanco de participar en un esquema de tráfico de cocaína que se remonta a por lo menos 1999.

La acusación contra Blanco fue presentada originalmente el 5 de agosto de 2016, pero permaneció sellada dado que la fiscalía consideraba que mantenerla confidencial “ayudaría a arrestar al acusado”. Sin embargo, la fiscalía solicitó que la corte reabriera el caso el 12 de octubre, argumentando que “el gobierno no cree que mantener la acusación bajo sello ayudará con el arresto”.

La reapertura de la acusación, y los informes sobre la inminente entrega de Blanco, se presentan una semana después de que la Embajada de Estados Unidos en Honduras hiciera el extraordinario anuncio de que Blanco estaba bajo investigación por tráfico de drogas y corrupción junto con otros sospechosos, entre quienes se encuentran miembros de las fuerzas armadas hondureñas.

Además, medios locales han informado que también se está investigando a alcaldes, miembros del Congreso, jueces, empresarios y policías de Honduras por presunta corrupción vinculada a la supuesta red de tráfico de drogas de Blanco, aunque esto no ha sido oficialmente confirmado.

Lo que quizá ha causado mayor escándalo es que las autoridades estadounidenses parecen sospechar que Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, también está involucrado en actividades de tráfico de drogas. Un funcionario de la Embajada de Estados Unidos que solicitó mantener su nombre en reserva le dijo recientemente a InSight Crime que Tony Hernández es una “persona de interés”.

Al momento de redactar este informe, no parece que Blanco se haya entregado aún a las autoridades, y tampoco se ha confirmado el informe de HCH.

Análisis de InSight Crime

Aunque puede que Blanco se entregue a la justicia, no está claro quién lo enjuiciará. Sin duda, las autoridades estadounidenses buscarían su extradición, especialmente dada la cantidad de información que pueda tener sobre otros sospechosos, incluyendo las élites políticas y económicas de Honduras.

Pero un abogado de la fiscalía le dijo a InSight Crime que Blanco enfrenta cargos de lavado de dinero en Honduras y, según la ley hondureña, tendría que concluir su caso en el país antes de ser extraditado.

Dada la presión que enfrenta Blanco en Honduras, es posible que opte por negociar su entrega en un tercer país. Hay un precedente para este tipo de maniobra. Tras el aumento de la presión de Estados Unidos, los líderes del grupo criminal Los Cachiros se entregaron a principios de 2015 a las autoridades estadounidenses. Posteriormente, informes de prensa locales indicaron que los sospechosos estaban buscando beneficios para los miembros de su familia a cambio de proporcionar información a las autoridades estadounidenses, así como un terreno seguro para ellos mismos; uno de sus colaboradores claves había sido asesinado pocos días antes de su entrega.

Meses después de la entrega de Los Cachiros, Estados Unidos levantó cargos de tráfico de drogas y blanqueo de capitales contra miembros de una de las familias más ricas y poderosas de Honduras, los Rosenthal, que estaban vinculados a las actividades de Los Cachiros.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Extradición

Parece que otros sospechosos hondureños bajo custodia estadounidense ya han proporcionado información relacionada con el caso de Blanco. Según informes de medios locales, cinco agentes de policía extraditados a Estados Unidos en el mes de julio para enfrentar cargos por tráfico de drogas y armas han ofrecido este tipo de información.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

1 Comentario

Comments are closed.