Captura en Perú es otra prueba de la expansión de la mafia italiana en Latinoamérica

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades de Perú han detenido a un italiano acusado de ser un importante traficante de cocaína para la ‘Ndrangheta, una prueba más del creciente alcance de la mafia italiana en los países de origen de la cocaína y en los puntos de transbordo en toda Latinoamérica.

Pasquale Bifulco, alias “Spaghetti”, fue detenido en Lima tras dos años de investigaciones sobre sus actividades en el país. Es buscado no sólo por las autoridades italianas, sino también por las de Brasil y España, y presuntamente es uno de los principales proveedores de cocaína del mercado europeo de la ‘Ndrangheta, informó La República.

Además de presuntamente dirigir operaciones que movían grandes cantidades de cocaína de Perú y Brasil a Europa por medio de buques de carga, las autoridades descubrieron a través de las llamadas de teléfono interceptadas, que Bifulco había comprado una participación del 35 por ciento en una mina de oro y hierro en Perú para lavar dinero de la droga.

Según La República, la hermana de Bifulco, Florinda, y su novia peruana -ambas bajo investigación- lideraban la parte financiera de sus operaciones.

Según los informes, Bifulco mantiene operaciones en 12 países, y había logrado evadir ser capturado por lo menos en dos ocasiones recientes -en enero de 2012, fue seguido y casi detenido en Roma, mientras que una operación en marzo de este año llevó a la detención de un gran número de su colaboradores, además de la incautación de más de dos toneladas de cocaína.

Análisis de InSight Crime

La ‘Ndrangheta, que según las autoridades es responsable por hasta el 80 por ciento de la cocaína movida a Italia, desde hace mucho tiempo han tenido presencia en Colombia, donde colaboraron con las Autodefensa Unidas de Colombia (AUC) en los años noventa y con el Cartel de Medellín antes de eso. También han desarrollado relaciones comerciales importantes con los carteles de México.

El arresto de Bifulco llega en medio de una serie de señales de que la ‘Ndrangheta y sus homólogos de Sicilia, la Cosa Nostra, están expandiendo las operaciones a otros países de la región. El hermano de un presunto líder de la Cosca Alampi -un grupo de la mafia más pequeño vinculado a la ‘Ndrangheta- fue detenido en Ecuador en noviembre pasado, mientras que un capo de la Cosa Nostra fue detenido en Venezuela en 2012. También se han recibido informes de la presencia de la mafia italiana en República Dominicana desde 2007, y un supuesto operario clave de la ‘Ndrangheta fue capturado recientemente en la isla, que es un importante país de transbordo de cocaína.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre el crimen organizado latinoamericano y europeo

Mientras tanto, la operación de marzo que casi atrapó a Bifulco fue producto de una investigación que había descubierto una operación de tráfico de cocaína liderada por la ‘Ndrangheta, que sacaba la droga de Brasil, Perú, Ecuador y Colombia.

Al expandirse hacia Perú y Brasil, el grupo podría estar buscando reducir el papel de los intermediarios; si operan en toda la región, podrían obtener el producto más cerca de la fuente y supervisar personalmente el tráfico a través de los distintos puntos de transbordo.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn