Capturan en Perú a cabecilla de imitación de filial de MS13

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

La captura del cabecilla de la “Mara Salvatrucha” de Perú puede ser una muestra de la inspiración que constituye la MS13 centroamericana para operaciones criminales semejantes, pero probablemente sin relación alguna, en otras latitudes.

Las autoridades peruanas detuvieron a un hombre que se hacía llamar jefe de la “Mara Salvatrucha Perú” o “MSX3” —acrónimo que al parecer se usa también para denotar la MS13— según información publicada en La República.

El 2 de agosto, la policía arrestó a Balbín Antonio Castillo Nole durante una inspección de rutina en un distrito de Lima, informó El Comercio. Se dice que el sujeto era buscado por narcotráfico, secuestro, extorsión, tentativa de homicidio y robo.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Migración criminal

Castillo era fugitivo desde 2012, cuando fue detenido en su ciudad natal, la ciudad portuaria de Callao, sindicado de delitos similares. No se sabe cómo fue liberado, si lo fue o por qué, según informaron los medios locales.

Notas de prensa anteriores indican que la MSX3 se dedicaba al cobro de extorsiones, el expendio de estupefacientes en sus barrios y el manejo de redes de sicariato. Los miembros también lucían tatuajes como los usados por los pandilleros centroamericanos.

Análisis de InSight Crime

Aunque noticias como esta llenan titulares, la presencia de sucursales de la MS13 en lugares tan al sur como Perú está lejos de demostrarse. Como lo ha señalado InSight Crime anteriormente, la MS13 —cuya base de operaciones más fuerte se encuentra en los países del Triángulo Norte, El Salvador, Honduras y Guatemala— tiene por el momento una débil capacidad de expansión a otros países. Incluso hay evidencia de limitada coordinación entre las pandillas de estos países vecinos.

Aunque existen paralelos definidos entre la filial de la Mara de Perú y la MS13, es improbable que trabajen juntas. De hecho, las autoridades peruanas han descrito las facciones locales de la Mara como “inspiradas” por las pandillas centroamericanas o “imitadoras” de estas.

VEA TAMBIÉN:  Noticias y perfil de la Mara Salvatrucha (MS13)

Más al sur, en Argentina, también han aparecido supuestas sucursales de la Mara. En 2016, las autoridades arrestaron en Buenos Aires a Richard Castillo Salazar —originario de la misma ciudad peruana que Castillo—, quien afirmaba ser “el jefe de la Mara Salvatrucha”.

En otros casos, los arrestos de miembros de la MS13 centroamericana en el exterior despertaron temores de expansión, aunque ha habido poca evidencia de que su presencia en esos países fuera algo más que circunstancial.

Si esto puede indicar algo, es que el surgimiento de grupos criminales en todo el continente bajo el nombre de la Mara, incluso en lugares tan lejanos como Europa, revela la naturaleza más laxa de los grupos del crimen organizado en la actualidad y la creciente fragmentación de los carteles criminales tradicionales.

Algunas de las mafias más poderosas de Latinoamérica, como el Cartel de Sinaloa en México y Los Urabeños de Colombia, han evolucionado para convertirse en organizaciones tipo franquicia. Estas franquicias le dan su nombre a una infinidad de grupos más pequeños, que usan ese nombre para inspirar temor y operar, aunque solo tengan una relación laxa con los cabecillas de la organización, si es que tienen alguna.

También ha surgido una tendencia de crecimiento de la base hacia arriba, antes que de arriba hacia abajo, con la mayor sofisticación y la acumulación de poder de las pandillas callejeras, paralelas a un debilitamiento de las estructuras criminales de la vieja escuela.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+