‘Carteles de la Droga, Mayor Amenaza para los Migrantes que la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos’

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Los migrantes que intentan entrar ilegalmente a Estados Unidos, a través de México, dicen que se enfrentan a más peligros por parte los carteles de la droga que la policía de inmigración, evidenciando el grado en el que los grupos criminales son capaces de cazar al constante flujo de personas pobres y desesperadas, que se mueven a través de su territorio.

Hablando desde un refugio en la ciudad fronteriza mexicana de Matamoros, un inmigrante que viajó desde Honduras a Estados Unidos dijo a The Associated Press que el viaje fue difícil, “no tanto por la Patrulla Fronteriza”, sino debido a los carteles de la droga.

La amenaza es tan grande que se les pide a los inmigrantes que se alojan en el refugio de Matamoros, que salgan durante el día. De lo contrario, si se agrupan, son vistos como una presa fácil para los grupos criminales que operan en la zona, según una persona que trabajaba en el refugio. Esta persona relató un incidente en el cual, hombres armados secuestraron a 15 personas del refugio en una sola noche. En otras ocasiones, las personas que trabajan en el refugio han tenido que expulsar a presuntos miembros de grupos criminales que habían infiltrado el refugio, con el fin de reclutar voluntarios.

Análisis de InSight Crime

Los migrantes que intentan el peligroso viaje desde Centroamérica y México hacia Estados Unidos son un blanco natural para las organizaciones criminales, que explotan su desesperación y vulnerabilidad de muchas maneras. Aparte de manejar sus propias redes de tráfico de personas, los grupos criminales como los Zetas son conocidos por haber extorsionado a “coyotes” e inmigrantes que se desplazan por su territorio, o “plaza”. Los inmigrantes también enfrentan la amenaza de ser secuestrados o forzados a trabajar como mulas de drogas u otros trabajos para los carteles.

Las organizaciones criminales no son la amenaza que enfrentan los inmigrantes. Hay algunos casos documentados sobre las autoridades de inmigración mexicanas vendiendo inmigrantes a los grupos criminales.

La resistencia se encuentra con represalias violentas – “Usted paga o se muere”, dijo un inmigrante secuestrado y torturado, describiendo su experiencia para NPR en 2011. En una renombrada masacre, 72 inmigrantes fueron asesinados por los Zetas en Tamaulipas en 2010 – una masacre que fue seguida por el descubrimiento de una serie de fosas comunes en el mismo estado, el año siguiente, en las que fueron recuperados más de 200 cuerpos, que se cree eran de inmigrantes -. Según la AP, alrededor de 70 cuerpos de inmigrantes fueron descubiertos por las autoridades de la región del Río Bravo, al lado de Matamoros, durante los primeros seis meses de este año fiscal, más del doble que en el mismo período del año pasado.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn