Carteles de México amenazan la seguridad nacional de Australia

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Los carteles de México están incursionando en Australia como parte de una estrategia de las organizaciones narcotraficantes latinoamericanas de búsqueda de mercados lucrativos lejos de casa, según un nuevo informe.

El informe del Centro de Estudios de Defensa y Estrategia (SDSC, por sus siglas en inglés) (pdf) identifica el cartel de Sinaloa como la principal organización que consolida su influencia y contactos en Australia.

Los carteles mexicanos están vendiendo estupefacientes al por mayor a grupos locales, como “grupos diaspóricos libaneses, chinos y albaneses, y pandillas de ciclistas australianos”, dice el informe. Se dice que los carteles han estado estableciendo conexiones en toda la región Asia Pacífico, y Australia es su “objetivo” principal.

VEA TAMBIÉN:  Noticias y perfil del cartel de Sinaloa

El informe advierte que el modelo mexicano de consolidar lazos con grupos criminales locales en nuevos mercados es una amenaza para la seguridad nacional australiana. Uno de los riesgos implica lo que en el informe se llama “endulzantes”: el ofrecimiento de pistolas y otras armas de los carteles a los locales, como incentivos por sus negocios.

Más aún, la asociación indiscriminada de las organizaciones mexicanas con cualquier grupo local capaz de manejar grandes cargamentos de droga podría derivar en enfrentamientos por el control de las redes de distribución. La presencia del cartel puede poner en riesgo la estabilidad de la seguridad fronteriza y los puntos de tránsito, según el grupo de estudios sobre defensa con sede en el College of Asia and the Pacific adscrito a la Australian National University.

Hay informes de que las organizaciones narcotraficantes mexicanas aparecieron en la escena australiana en 2010, cuando varios ciudadanos mexicanos que tenían vínculos con los carteles fueron arrestados en operaciones antinarcóticos.

El informe alerta, sin embargo, que es difícil confirmar si la presencia de carteles mexicanos involucra “franquicias permanentes” en el país o si consisten meramente de “vínculos periféricos” separados de la estructura central de la organización.

Las recomendaciones claves de política del SDSC son que el Sur Pacífico “se centre en acopio de inteligencia, interdicción marítima y creación de capacidad en centros de tránsito” con el fin de obstaculizar los flujos de narcóticos y desbaratar las redes criminales.

Análisis de InSight Crime

Como lo explica el informe, los carteles mexicanos de la droga llevan algún tiempo mirando más allá de sus vecinos del norte para aprovechar los lucrativos mercados de la droga en Europa y Asia Pacífico. No cabe duda de que la expansión del cartel de Sinaloa en Australia se ha documentado muy bien por años.

VEA TAMBIÉN:  Noticias y perfil del cartel de Sinaloa

La incursión de los carteles mexicanos en Australia se debe a una serie de factores de “repulsión” y “atracción”, señala el SDSC. Los carteles son “repelidos” por la merma en la demanda de drogas en Estados Unidos, importante país consumidor de los narcóticos mexicanos.

El factor de “atracción” más importante de Australia es su mercado interno, uno de los más grandes del mundo, y los elevados precios de las drogas que se venden en el país. Mientras que los precios de los estupefacientes en Estados Unidos van a la baja, según el informe, la dificultad del transporte ilegal de los estupefacientes a países más distantes dispara las ganancias. El SDSC señala que el mismo kilo de cocaína puede venderse por US$54.000 en Estados Unidos, por US$87.000 en el Reino Unido, y entre US$228.000 y US$259.000 si alcanza a llegar a Australia.

La gigantesca demanda en Australia por los estimulantes de tipo anfetamínico (ATS, por sus siglas en inglés) también se acomoda al auge de la producción de estas sustancias en México. La metanfetamina vendida al por mayor en Australia puede alcanzar un precio casi 20 veces superior al de México.

La expansión extrínseca de los carteles mexicanos a nuevos mercados se ha sentido en otras partes del mundo, sin hablar de la Unión Europea. Y no son los únicos; los traficantes colombianos también están extendiendo sus tentáculos a países distantes, incluyendo a Australia.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn