Colombia arresta al ‘zar’ del próspero comercio de las drogas sintéticas

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La policía de Colombia ha capturado al “zar” de las drogas sintéticas del país, destacando la creciente demanda de drogas para fiestas, por parte de los colombianos adinerados, y el oportunismo de los grupos de crimen organizado que alimentan el mercado local.

La policía dijo que Héctor Alonso Castro Franco, alias “Héctor Largo”, una figura destacada de los grupos criminales los “Machos” y los “Urabeños”, fue arrestado en la ciudad occidental de Pereira, informó El País.

Los investigadores identificaron a Castro como el principal distribuidor de drogas sintéticas en Colombia y como el principal productor de 2CB , o “cocaína rosada “, una droga alucinógena de diseño vendida en las grandes ciudades como Bogotá, Cali, Medellín, Cartagena y Barranquilla.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre los Machos

El Espectador informó que Castro se había hecho cargo del negocio tras de la captura de Héctor Mario Urdinola, alias “Chicho”. Castro también es buscado por múltiples homicidios en el Valle del Cauca, departamento en el que estaba ubicada la operación, informó El Tiempo.

Según la policía, las drogas fueron procesadas en laboratorios clandestinos en la ciudad suroccidental de Cali -la capital del Valle del Cauca- y la zona cafetera central. En varios casos, la policía identificó los rastros de medicamentos veterinarios, que según informaron aumentan el efecto psicoactivo de la droga, y que también la hace más peligrosa.

Análisis de InSight Crime

Según informes de prensa, el grupo los Machos se hizo cargo de la producción de 2CB tras secuestrar a un emprendedor criminal con conocimientos de química que había establecido sus propias operaciones, y a quien obligaron a revelar la fórmula.

Castro heredó el negocio de las drogas sintéticas de los Machos después de la captura de Chicho, en enero de 2013, aunque en la actualidad la operación puede ser considerada parte de la franquicia criminal de los Urabeños, que esencialmente han absorbido los Machos desde el momento en que Chicho intercambió el acceso a las rutas de tráfico de drogas por armas, financiamiento y operarios en 2011.

Las drogas sintéticas son parte de un mercado cada vez más grande, la policía de Colombia informó en 2013 que dichas sustancias, en particular el 2CB, han venido sustituyendo a la cocaína. Es una tendencia que se ha visto en otros países de la región, aunque su consumo está en gran medida limitado a los consumidores de clase media y alta, en Colombia un solo gramo de 2CB tiene un costo entre US$ 60 y US$ 75.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn