Colombia captura ‘enlace’ de grupo guerrillero con el Cartel de Sinaloa

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La captura de un presunto financista del EPL en la región del Catatumbo, Colombia, podría ser un grave revés para las operaciones del grupo guerrillero en la principal región productora de droga en el país.

La Policía Nacional anunció la captura de Javier Gutiérrez Blanco, alias “Loro”, el 31 de mayo en Ocaña, Norte de Santander, informó Caracol. Los funcionarios describieron a Gutiérrez como un enlace entre el Ejército Popular de Liberación (EPL) y el Cartel de Sinaloa en México.

“Esta persona controlaba el tráfico, el flujo de la cocaína procesada y se encargaba de la comercialización, donde más se obtienen recursos para la financiación de los grupos guerrilleros que delinquen en el Catatumbo”, le dijo el general de la policía Jaime Vega a Caracol.

Vega dijo que se cree que Gutiérrez operaba en por lo menos ocho laboratorios para la producción de base de coca y en otros más para el refinamiento de cocaína a lo largo de la frontera de Colombia con Venezuela. Estos laboratorios, según los informes, tenían la capacidad de producir cerca de una tonelada de cocaína cada mes.

Vega dijo que Gutiérrez es requerido en la ciudad de Cúcuta por cargos de narcotráfico y por portar un arma sin licencia. Además, está siendo investigado por homicidio.

Análisis de InSight Crime

La captura de este supuesto enlace con las organizaciones narcotraficantes mexicanas podría alterar los planes de Jader Navarro Barbosa, alias “Caracho”, quien al parecer está consolidando su control sobre el EPL después de que el anterior líder de la organización, Víctor Ramón Navarro Serrano, alias “Megateo”, fuera asesinado en julio de 2015. Los supuestos vínculos con el Cartel de Sinaloa pueden ser un indicio de las intenciones del EPL de ampliar su papel en el tráfico de drogas.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre el EPL

La región colombiana del Catatumbo es una de las principales zonas de producción de cocaína en el mundo. Al parecer, la producción ha aumentado allí luego de la decisión del gobierno de prohibir las fumigaciones aéreas con glifosato sobre los cultivos de coca. La proximidad de la región a Venezuela permite conseguir gasolina a bajos precios, la cual es necesaria para refinar la pasta de coca y convertirla en cocaína, y además posibilita el fácil acceso a los corredores de transporte venezolano.

La privilegiada geografía del Catatumbo, junto con una posible desmovilización del grupo guerrillero más grande de Colombia, y que tiene control sobre la coca, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), le podrían servir al EPL para posicionarse como un actor importante en el comercio de las drogas en Colombia. El Ejército de Liberación Nacional (ELN), otro grupo guerrillero activo en la zona, está también en las etapas iniciales del establecimiento de un proceso de paz con el gobierno colombiano, lo que podría significar una gran oportunidad para la expansión del EPL.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn