Colombia considera reiniciar fumigaciones de cultivos de coca con glifosato

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Debido al aumento en los cultivos de coca, el gobierno de Colombia podría volver a utilizar un polémico herbicida para erradicar cultivos, cuando sólo ha pasado menos de un año desde que suspendió su uso debido a cuestiones de salubridad.

El presidente Juan Manuel Santos ordenó detener las fumigaciones aéreas de los cultivos de droga con glifosato en mayo del año pasado, después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que este compuesto químico puede causar cáncer.

Sin embargo, durante una reciente entrevista radial, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, dijo que el gobierno está considerando emplear erradicadores de cultivos que rociarían manualmente la coca con un herbicida a base de glifosato, informó Associated Press.

Villegas dijo también que “la suspensión de las fumigaciones aéreas produjo un aumento” en la producción de coca, informó Vanguardia. Según Estados Unidos y las Naciones Unidas, los datos de 2014 muestran que Colombia es actualmente el mayor productor mundial de coca. Villegas también dijo que, según los datos más recientes, en 2015 también se presentó un aumento significativo en los cultivos de coca, aunque no precisó de cuánto fue este aumento.

Las organizaciones de agricultores en dos departamentos cocaleros, Caquetá y Antioquia, así como varios miembros del Congreso, ya han protestado por la propuesta de cambiar de estrategia, informó Radio RCN.

Análisis de InSight Crime

Volver a usar glifosato para fumigar cultivos de coca es importante por varias razones. El gobierno colombiano ha expresado en repetidas ocasiones su preocupación por el aumento en la producción de coca en los últimos dos años y puede estar buscando una estrategia para evitar que las cifras sigan aumentando. A finales de 2015, en Colombia había entre 80.000 y 100.000 hectáreas de coca.

A pesar de que el uso del glifosato de debió haber suspendido a partir del 1 de octubre de 2015, según RCN Radio a la policía se le permitió continuar realizando pruebas piloto, mediante las cuales los erradicadores manuales rociaban los cultivos ilícitos con el herbicida. Este método les permitió erradicar hasta seis hectáreas de cultivos ilegales por día, a diferencia de las 1,5 hectáreas diarias que lograban erradicar arrancando las plantas de raíz.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Colombia

El argumento según el cual es más eficaz rociar la coca manualmente con herbicida pudo haber convencido al gobierno de volver a aprobar el uso del glifosato. Sin embargo, como lo señaló Associated Press, hacerlo es costoso, peligroso para los erradicadores manuales, y no impide que las plantas crezcan de nuevo.

Es posible que este anuncio sobre el glifosato se haya hecho en este momento con el fin de que coincida con la Sesión Especial de las Naciones Unidas sobre políticas antidrogas, que comenzó el pasado 19 de abril. Se supone que el presidente Santos argumentará a favor de un enfoque flexible para la política antidrogas, pero también es posible que el país sienta la necesidad de demostrar que está haciendo todo lo posible por tener el problema de la coca bajo control.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+