Combustible de Ecuador alimenta a narcos en Colombia

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

El enorme flujo de combustible que está siendo contrabandeado desde Ecuador hacia Colombia beneficia a narcotraficantes que utilizan esta económica gasolina para la producción y el transporte de cocaína.

El Ministerio de Economía y Finanzas de Ecuador estima que cada año se contrabandean unos 114,6 millones de galones de combustible. El cálculo surge del alto consumo que se registra en seis provincias fronterizas que supera altamente el promedio nacional.

Según el Ministerio, la fuga de gasolina le generaría al país una pérdida anual de 212 millones de dólares. Esta cifra contrasta con los 400 millones que el Gobierno había estimado en días anteriores, cuando intentaba justificar la eliminación del subsidio al combustible.

VEA TAMBIÉN: Perfiles y Noticias de Ecuador

Colombia sería uno de los beneficiarios de los subsidios y del subsecuente contrabando de gasolina, pues limita con tres de las provincias que reportan excedentes de consumo: Carchi, Sucumbíos y Esmeraldas.

El comandante de la Policía de Carchi, Luis Chica, aseguró en una entrevista con El Telégrafo, que en la frontera con Colombia hay al menos 34 pasos no autorizados. En esta provincia se ha identificado que la modalidad más común la del “hormigueo”, por medio de la cual un vehículo se abastece en un tanque de almacenamiento varias veces al día.

En Sucumbíos son característicos los “pinchazos”, mediante los cuales se hurta crudo de oleoductos y poliductos. Estos serían posteriormente transportados por pasos clandestinos terrestres y fluviales.

En Esmeraldas, el contrabando se realiza principalmente con lanchas.

El vicepresidente del Colegio de Ingenieros Petroleros, Fernando Reyes, sostuvo que el principal problema a resolver es el relacionado con el contrabando marítimo, puesto que está más relacionado con la elaboración de precursores para drogas como la cocaína.

Análisis de InSight Crime

El contrabando de combustible en Ecuador será un mercado difícil de abordar mientras el narcotráfico se mantenga fortalecido en Colombia. Por un lado, la gasolina es un ingrediente clave para la producción de cocaína. Por el otro, la crisis de hidrocarburos en Venezuela podría incentivar aún más el tráfico por la frontera colombo-ecuatoriana.

Las autoridades colombianas estiman que el 28 por ciento de la gasolina comercializada en 2018, fue desviada a la producción de cocaína. Se estima que se necesitarían unos 284 litros de gasolina para el procesamiento de cada kilo de pasta de coca.

Además, el combustible se requiere para hacer funcionar los generadores que proporcionan energía a los laboratorios de narcóticos. Finalmente, también serviría para suministrar a los medios de transporte que trafican los estupefacientes por mar y tierra.

VEA TAMBIÉN: Las gasolineras al servicio de los narcos en Colombia

Según la Policía Fiscal y Aduanera de Colombia, más de 1 millón de galones de gasolina de contrabando entran al país cada día, la mayoría por la frontera con Venezuela. Sin embargo, esta tendencia podría variar como resultado de la escasez de gasolina que allí se presenta desde 2019.

Trabajadores del sector petrolero han expuesto que las necesidades de gasolina en  Venezuela son de 500 mil barriles diarios. Pero desde finales de 2018, la empresa estatal PDVSA sólo ha logrado surtir 300 mil, teniendo que importar el restante. Además, la situación se ha visto agravada por las prohibiciones a la importación de combustible y productos refinados que ha impuesto Estados Unidos.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn