Con la captura de “Samuel” autoridades en Colombia le pisan los talones al jefe de Los Urabeños

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades en Colombia capturaron a uno de los últimos jefes que quedaban de Los Urabeños, un golpe devastador para la organización narcotraficante más poderosa del país, el cual avizora que el fin del grupo está cerca.

En un operativo militar conjunto el 21 de mayo, las autoridades arrestaron a Daniel Martínez Caraballo, alias “Samuel”, en el municipio de San Jacinto, departamento de Bolívar, al norte del país, según un comunicado oficial de la Fiscalía General de la República.

Según un comunicado de prensa del ejército, Samuel es el presunto sucesor de Manuel Arístides Meza Páez, alias “El Indio”, exjefe financiero de Los Urabeños y jefe de operaciones en diferentes regiones estratégicas. Los organismos de seguridad colombianos dieron de baja a El Indio en marzo de 2018 como parte de una iniciativa de seguridad conjunta conocida como la “Operación Agamenón II” que busca desmontar el grupo criminal.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Colombia

Samuel presuntamente comandaba las operaciones de narcotráfico, extorsión y minería ilegal del brazo armado “Erlín Pino Duarte” de Los Urabeños. Según el comunicado del ejército, Samuel también coordinó ataques contra las fuerzas de seguridad colombianas y contra el Ejército de Liberación Nacional (ELN), uno de los grupos guerrilleros que quedan en el país.

La detención de Samuel es un golpe fuerte a las finanzas de Los Urabeños. Según el anuncio de los militares, el arresto de Samuel afecta hasta el 30 por ciento de los ingresos ilegales del grupo.

Análisis de InSight Crime

La captura de Samuel es un revés más para las ya debilitadas fuerzas de Los Urabeños, y puede ser una señal de que las autoridades se están acercando al cabecilla del grupo, el criminal más buscado de Colombia.

En los últimos meses, la cúpula de Los Urabeños ha sido diezmada por las fuerzas de seguridad del gobierno colombiano. A finales de 2017, organismos de seguridad abatieron a Roberto Vargas Gutiérrez, alias “Gavilán”, segundo al mando del grupo. Siguió poco después la captura de Luis Orlando Padierna, alias “Inglaterra”, otro cabecilla de alto rango, y la muerte de El Indio a comienzos de 2018. Esto, en parte, ha llevado al jefe de Los Urabeños Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, a ofrecer entregarse él y su organización.

La estrategia oficial parece centrarse ahora no solo en las capturas, sino en cortar las fuentes de financiamiento de Otoniel.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de Los Urabeños

Aunque Otoniel —el criminal más buscado en Colombia— aún no se entrega, las autoridades dicen que están “estrechando el cerco” a su alrededor después de la reciente captura de Samuel. Ante el reclamo de otros grupos criminales rivales del territorio que Los Urabeños ya no pueden controlar, podrían volver a ponerse sobre la mesa las propuestas anteriores de un posible acuerdo de sometimiento entre el grupo y el gobierno colombiano, a medida que a Otoniel se le agotan las opciones.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn