Nuevas revelaciones confirman impunidad para partido Colorado en Paraguay

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Una lista de bienes de funcionarios de gobierno en Paraguay ha llamado la atención sobre la riqueza de un grupo de conocidos políticos, señalados en el pasado por presuntos nexos con el narcotráfico, lo que pone de manifiesto cómo el Partido Colorado en el gobierno parece otorgar amplia impunidad a sus miembros.

La lista incluye los nombres de diputados retirados y en ejercicio que han estado vinculados a actividades ilegales, muchos de los cuales tienen pequeñas fortunas en bienes raíces, vehículos y cuentas bancarias. Estas revelaciones se hicieron públicas durante un estado de emergencia por el coronavirus, que dio al ejecutivo la facultad de redireccionar partes del presupuesto. La Contraloría General publicó posteriormente una lista de bienes de todos los funcionarios afectados por los cambios de presupuesto.

Quizás la figura más prominente entre los mencionados sea Freddy D’Ecclesiis, diputado del partido Colorado en representación de San Pedro, departamento del centro de Paraguay. Este se vio implicado en una investigación por narcotráfico en 2018. En la lista también se incluye a Cynthia Tarragó, que fuera una celebridad de la televisión y diputada del partido Colorado, quien en noviembre de 2019 anunció su candidatura a la alcaldía de Asunción. Fue arrestada el año pasado en Estados Unidos señalada de dirigir una operación de lavado de dinero para narcotraficantes.

VEA TAMBIÉN: Paraguay desperdicia oportunidad de erradicar la corrupción en aduanas

La lista incluye además a un exdiputado del partido de gobierno: Bernardo Villalba, de Concepción, quien enfrenta su parte de presuntas conexiones con el narcotráfico.

Análisis de InSight Crime

Ver a figuras del Partido Colorado, que han tenido nexos con grupos criminales, seguir en su mayoría libres de cualquier problema legal y disfrutando sus suntuosos estilos de vida no es nada nuevo.

El partido Colorado es la organización política más antigua y exitosa de Paraguay y por largo tiempo ha recibido críticas por lo que es básicamente hacer la vista gorda frente a las actividades criminales de sus miembros. En diciembre de 2019, los medios paraguayos publicaron una lista de 45 miembros Colorados que habían sido imputados o condenados por cargos criminales. De ellos, solo a tres se les suspendió su afiliación al partido.

Las denuncias más irrecusables contra un político de la lista se conocieron en 2019, cuando Cynthia Tarragó fue detenida en Nueva Jersey u acusada de dirigir una operación de lavado de dinero por US$2 millones derivados de la venta de cocaína.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de Paraguay

Freddy D’Ecclesiis también ha enfrentado en el pasado acusaciones de participación en narcotráfico, pero ninguna de ellas ha prosperado. Más recuebtenebtem estuvo en el radar de los investigadores en 2018 luego de allanamiento realizado por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) a un hangar familiar, según información de ABC Color.

Y en 2014, un informe de la SENAD ante el senado paraguayo mencionó a D’Ecclesiis, junto con otro político de la lista de bienes, Bernardo Villalba, por presuntos nexos con el narcotráfico, según señaló ABC Color. En 2006, se halló un cargamento de 196 kilogramos de cocaína en una propiedad de D’Ecclesiis en San Pedro.

Villalba fue señalado de haber defendido a narcotraficantes desde el Congreso y de solicitar donaciones de campaña a criminales confesos.

Ambos han negado firmemente cualquier conexión con el narcotráfico y nunca han sido acusados.

El partido Colorado es también la casa política del expresidente Horacio Cartes (2013-2018), un acaudalado empresario cuya familia tiene presencia en casi todas las grandes industrias en Paraguay —desde cadenas hoteleras y empresas transportadoras hasta ganadería y aviación—.

Aunque está retirado de la función pública, a Cartes se lo ha conectado con una extensa operación de contrabando de cigarrillos que se extiende a gran parte de Latinoamérica, según una investigación del Proyecto Antiextremismo.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn