¿Es el contrabando un problema mayor que el narcotráfico en Costa Rica?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Según funcionarios del gobierno, en Costa Rica el contrabando es un problema mayor que el narcotráfico, lo que señala claramente los niveles de contrabando ilícito de mercancías, que van desde cigarrillos hasta medicinas, y a la vez plantea preguntas sobre la situación actual del narcotráfico en el país.

La reciente declaración del viceministro de Hacienda de Costa Rica, Fernando Rodríguez, según la cual el contrabando es un problema mayor que el tráfico de drogas, se produce en un momento en el que el país se encuentra tomando decisiones sobre una propuesta legislativa para fortalecer los castigos impuestos por la importación ilegal de mercancías, según informó crhoy.com. Con la reforma propuesta en septiembre de 2014, los delincuentes que trafiquen más de $US50.000 en bienes a Costa Rica podrían enfrentar hasta 5 años de prisión.

Se ha informado que las autoridades de Costa Rica incautaron más de 33 millones de unidades de cigarrillos de contrabando en 2014, lo que marca un nuevo récord y significa un aumento del 57 por ciento respecto al año anterior. En diciembre de 2014, el director de fiscalías de la policía de Costa Rica le dijo a crhoy.com: “Estamos hablando de organizaciones criminales [implicadas en el contrabando]; este negocio puede ser tan lucrativo, o incluso más, que el narcotráfico”.

A principios de 2014, el Ministerio de Hacienda de Costa Rica señaló que el país pierde hasta US$100 millones cada año en ingresos fiscales por el contrabando.

Análisis de InSight Crime

Teniendo en cuenta que el narcotráfico usualmente trae ganancias mucho mayores que el contrabando, las declaraciones de los funcionarios del gobierno, según las cuales el contrabando podría ser más lucrativo y generar más problemas que el narcotráfico, sugieren que la importación ilegal de mercancías en Costa Rica es generalizada. Aunque aún no es claro hasta qué punto las organizaciones criminales participan en el contrabando en el país, este mercado ilícito ha crecido exponencialmente en los últimos años, y las posibles ganancias pueden estar llamando la atención de muchos grupos delictivos en Costa Rica y quizá fuera de sus fronteras.

VEA TAMBIÉN: Cobertura de Costa Rica

Sin embargo, los recientes comentarios de las autoridades podrían estar dirigidos a presionar a los legisladores costarricenses para que aprueben las propuestas de endurecer los castigos para los contrabandistas, más que a mostrar la actual situación de seguridad del país.

El año pasado, en Costa Rica se incautó más cocaína que en cualquier otro país centroamericano, lo que significa que el país puede haberse convertido en el centro de algunas de las rutas preferidas del tráfico de droga de Suramérica a Estados Unidos. Las organizaciones narcotraficantes mexicanas han utilizado a Costa Rica como punto de tránsito para sus cargamentos de drogas internacionales desde por lo menos el año 2011, y se ha señalado que han comenzado a armar pandillas costarricenses involucradas en el tráfico de drogas. Que el contrabando sea un problema mayor que el narcotráfico puede ser cuestionable, pero lo que sí es cierto es que Costa Rica parece estar jugando un papel cada vez más importante en el comercio regional de drogas.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn