Corrupción policial alimenta el crecimiento de las extorsiones en Perú

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La extorsión por parte de los grupos criminales es ahora un costo aceptado, al hacer negocios, por las pequeñas empresas y las compañías constructoras en Perú, según los expertos. La práctica es facilitada por las fuerzas policiales corruptas que cobran dinero a cambio de protección y colaboran con los grupos criminales.

Juan Chávez, presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) en la ciudad de Piura, dijo a El Comercio que el 100 por ciento de los negocios en la región de La Libertad y Piura son extorsionados. Otro empresario dijo “En cualquier momento podemos recibir una carta con una bala o una dinamita, o peor aún, la visita de un grupo armado”.

Juan Carrasco, un fiscal antiextorsión de Chiclayo, dijo a El Comercio que los casos de extorsión han aumentado en un 50 por ciento, aunque sólo el 3 por ciento de las empresas reportan ser extorsionadas.

Los extorsionistas pueden cobrar desde US$175.000 por la “seguridad” de la zona de construcción, o US$18.000 al mes. En algunos casos, los extorsionistas exigen a las compañías constructoras que paguen sueldos semanales de US$175 a trabajadores fantasmas. Estos costos pueden sumar hasta el 3 por ciento del valor de las obras.

Muchos casos de extorsión no son reportados debido a la corrupción policial y su complicidad con criminales. Algunos propietarios de las compañías de construcción dicen que cuando buscan intervención policial se les cobra US$70 al día para que la policía proteja las zonas de construcción, o US$70 al día por agente si quieren que la policía “limpie la zona” de criminales.

Sin embargo, en ocasiones, pagar a la policía sirve de poco, pues los extorsionistas les pagan más –entre US$1.000 y US$1.800- para que no intervengan, según El Comercio.

Análisis de InSight Crime

Como informó recientemente InSight Crime, el aumento en las extorsiones es un motivo de preocupación para Perú. La construcción no es el único sector de la economía afectado; otras empresas, como las de transporte, también se han visto afectadas.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Perú

Lo que es quizá más preocupante sobre el aumento de la extorsión en Perú es la complicidad que tiene la policía con los criminales, y que fue señalada por El Comercio. Sin embargo, ésta corrupción no sólo está presente entre los policías de bajo rango, sino que también lo está entre los oficiales superiores; éste diciembre pasadoun jefe de policía peruano fue arrestado por cargos de estar trabajando con la banda de extorsionadores del Nuevo Clan del Norte, luego de que siete de sus suboficiales reportaran haber recibido ordenes de trabajar en nombre de la organización. Mientras continúe esta corrupción desenfrenada, es probable que la extorsión se mantenga al alza en Perú.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn