Decomisos de drogas sintéticas suben 500% en Argentina

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Los decomisos de drogas sintéticas en Argentina se han disparado, lo que podría indicar que las autoridades están haciendo avances en la identificación y retiro de estos tipos de estimulantes, cuya conformación química cambia constantemente para eludir la legislación existente.

Durante los diez primeros meses de 2016, las autoridades en Argentina se incautaron de 139.204 drogas sintéticas. Eso supone un incremento de 500 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2015, cuando se decomisaron 22.244 drogas sintéticas, informó Clarín.

El 10 de noviembre, se decomisaron casi 25.000 pastillas de éxtasis en dos operaciones.

Las autoridades están tomando medidas para crear una legislación más efectiva contra las drogas sintéticas. Según una ley argentina implementada en 1989, solo se consideran ilegales las drogas incluidas en una lista de sustancias prohibidas. Esto plantea un gran problema en la lucha contra el negocio de drogas sintéticas, pues las composiciones químicas cambian constantemente para aprovechar los vacíos jurídicos.

El gobierno planea añadir 61 nuevas drogas sintéticas a la lista de sustancias prohibidas, lo cual aumentará en 25 por ciento el número de elementos vetados. Sin embargo, según Clarín, la actualización de la lista de sustancias prohibidas es un proceso extremadamente lento. Solo se ha revisado dos veces desde 1991, una vez en 2010 y de nuevo en 2015.

Para superar ese escollo legal, las autoridades también intentan ampliar y hacer más inclusiva la lista de sustancias prohibidas, para poder procesar casos que involucren drogas sintéticas apenas modificadas ligeramente en relación con series anteriores, indicó el Clarín.

Análisis de InSight Crime

El negocio de las drogas sintéticas es básicamente un juego del gato y el ratón sin fin entre los productores de drogas sintéticas y los agentes del gobierno que buscan declararlas ilegales. Con la continua aparición de nuevas fórmulas, parece que las autoridades están destinadas a ir a la saga a menos que se amplíe la definición de “sustancias ilegales”, de manera similar a lo que se intenta en Argentina. Aunque esto puede dar lugar a más decomisos, también puede ir contra los consumidores en vez de apuntar a los productores.

El negocio de las drogas sintéticas en Argentina ha aumentado su importancia en los últimos años, con un consumo impulsado principalmente por la tendencia de las fiestas electrónicas en el país. Las drogas sintéticas también son un problema en aumento en gran parte de Latinoamérica. Un informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito (ONUDD) en 2014 señalaba que el consumo de drogas sintéticas está creciendo en gran parte en Centro y Suramérica, en especial en Brasil y Argentina.

VEA MÁS: Cobertura sobre Argentina

Esta alza en el consumo parece incitar una mayor producción local de estas drogas. Anteriormente, Argentina y otros países de Latinoamérica dependían de los productores europeos y canadienses para la exportación de drogas sintéticas a la región (pdf). Sin embargo, el mayor número de redadas a laboratorios de drogas en países suramericanos indica que países como Argentina se están haciendo menos dependientes de los productores extranjeros.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

2 Comentarios

Comments are closed.