¿El dictador chileno también fue narcotraficante?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

 Un periódico chileno ha insinuado que cerca de 3.000 documentos clasificados por Estados Unidos contienen información que vincula al exdictador Augusto Pinochet con el narcotráfico, alegación algo cuestionable dado el legado de su mano de hierro.

La agencia chilena de noticias El Ciudadano informó que solicitó 2.984 páginas de documentos en 2015 al Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) amparada en la Ley de Transparencia norteamericana (FOIA, en inglés). De estos documentos, que hacen parte de los archivos de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus iniciales en inglés), sólo uno fue desclasificado y liberado.

Según El Ciudadano, las autoridades estadounidenses citaron diversas razones para mantener clasificados los archivos, entre ellas la posibilidad de obstruir casos en curso, afectar la privacidad de terceros e identificar fuentes de inteligencia para organismos de gobierno.

Sin embargo, El Ciudadano da a entender que los archivos censurados por la DEA contienen información pertinente a la participación de Pinochet en el negocio de las drogas.

Una pieza clave de evidencia que conecta a Pinochet con el narcotráfico son las declaraciones que hiciera en 2006 Manuel Contreras, exjefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), de Chile, la policía secreta en la dictadura de Pinochet. Ese año, Contreras aseveró que la familia de Pinochet se enriqueció con el narcotráfico. Contreras también alegó que Pinochet enviaba a su hijo a trabajar con el químico jefe de la DINA Eugenio Berríos para que aprendiera a fabricar “cocaína negra”, que supuestamente es indetectable por los perros olfateadores.

Además, El Ciudadano cita el testimonio de un exempleado de la Agencia Central de Inteligencia, Iván Baramdyka, quien afirmó que durante la dictadura de Pinochet Chile vendió químicos precursores a los carteles de la droga y exportó cocaína a Europa y Estados Unidos.

El Ciudadano planea apelar la negación de la solicitud hecha bajo la FOIA.

Análisis de InSight Crime

Pinochet estuvo en el poder entre 1973 y 1990; una de las dictaduras más largas del continente americano. Durante su régimen, se cometieron actos reprobables de represión gubernamental y violaciones a los derechos humanos, con miles de torturados, asesinados y desaparecidos.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Chile

Sin embargo, la retención de los archivos por parte de la DEA no implica necesariamente que el exgeneral esté implicado en el tráfico de estupefacientes. Aunque esta no es una declaración de su inocencia, algunos detalles del respaldo de Estados Unidos al régimen de Pinochet como parte de una política más amplia en la Guerra Fría, incluso si no tiene que ver con el narcotráfico, pueden haberse considerado demasiado sensibles en términos diplomáticos para divulgarlos, en especial por las atrocidades cometidas durante su mandato.

Una acusación de narcotráfico a Pinochet también lleva una pizca de ironía. Pese a su oscuro legado, desde el gobierno de mano dura de Pinochet se ha considerado que Chile es uno de los países más seguros de Latinoamérica.

Sin duda Chile no salió de la era Pinochet en una trayectoria dirigida a una mayor participación en el negocio de la droga. Aunque Chile sirve como punto de trasbordo y como país consumidor, ha logrado evitar la rampante violencia que asuela otros lugares de la región.

Si hay que agradecer a Pinochet o no por eso, sin embargo, está abierto al debate.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn