¿Diputado de El Salvador planeó atentado contra el Fiscal General?

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

El fiscal general de El Salvador ha acusado a un diputado de planear su asesinato, dando un nuevo giro a un caso que ha expuesto los aparentemente estrechos vínculos del legislador con una importante red narcotraficante.

El fiscal general de El Salvador, Luis Martínez, dijo el 15 de septiembre que la institución que preside estaba llevando a cabo una investigación contra al diputado Wilver Alexander Rivera Monge por conspirar para asesinarlo, informó Diario El Mundo.

Esta acusación llega tres días después de que la Fiscalía ordenara el arresto de Rivera Monge por presuntamente lavar alrededor de US$10 millones para la red narcotraficante antiguamente liderada por Jorge Ernesto Ulloa Sibrian alias “El Repollo”, quien fue capturado el año pasado, informó El Diario de Hoy. El diputado es una de las 31 personas acusadas de lavar dinero para la red, según El Faro.

También se cree que Rivera Monge, propietario de una empresa que importa y vende automóviles, suministra vehículos usados a la organización de Repollo para sus operaciones. Según la Fiscalía, los vínculos entre el diputado y el narcotraficante son tan cercanos, que en ocasiones Rivera Monge obsequiaba vehículos de lujo a la hija y a las amantes de Repollo, informó La Página.

Análisis de InSight Crime

 

De ser ciertas, las acusaciones en contra de Martínez serían otro indicio del poder de Rivera Monge como actor criminal. El deputado también fue detenido en 2012 por atropellar a un policía y atacar a otros dos, pero nunca fue procesado. La idea de que un diputado de Chalatenango pueda estar tramando asesinatos políticos pone de relieve la profunda corrupción del Estado salvadoreño, que facilita las operaciones de los principales traficantes de drogas del país.

Otro ejemplo de esta corrupción son los vínculos de alto nivel del Cartel de Texis de El Salvador, que dentro de su líderazgo presuntamente se encuentra un prominente empresario, José Adán Salazar, alias “Chepe Diablo”, y también a un alcalde y su hijo.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles del Cartel de Texis

Se cree que Repollo llegó a orquestar el envío de cerca de 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos durante un período de seis años, por medio de una red que se extendió por Centroamérica y que incluía expolicías y miembros del Clan Valles, uno de los principales transportadores de drogas en Honduras. También se cree que tiene vínculos con Roberto Antonio Herrera Hernández, alias “El Burro”, un presunto miembro fundador del Cartel de Texis, arrestado el año pasado por cargos de robo de autos.

Las detenciones de El Burro y Repollo, una investigación de evasión fiscal abierta contra Chepe Diablo, y la orden de detención vigente contra Rivera Monge, sugieren que los fiscales salvadoreños están tomando medidas concertadas contra estas redes clandestinas y contra las oscuras figuras políticas que las respaldan. Sin embargo, como lo demuestra el hecho de que en muchos de estos casos no se ha logrado precisar cargos de tráfico de drogas contra los presuntos criminales, es probable que llegar a la raíz del problema sea un proceso largo y complicado.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+