Director de Policía de Colombia renuncia en medio de escándalo de prostitución

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Un escándalo sexual que involucra a la policía de Colombia se desarrolla en un momento de sensibilidad política, cuando la policía se prepara para asumir un rol esencial en la implementación de un ansiado acuerdo de paz entre el gobierno y el mayor grupo insurgente del país.

El director de la Policía Nacional de Colombia, Rodolfo Palomino, anunció su renuncia el miércoles, un día después de que los fiscales anunciaran que abrirían una investigación sobre su presunta participación en una red de prostitución que operaba en las filas de la policía, entre otras acusaciones.

Según el testimonio de agentes de la policía activos y retirados, los oficiales presionaban a los cadetes para que les prestaran servicios sexuales a cambio de dinero y de otros favores. Las agencias locales de noticias han informado que los clientes de la llamada “comunidad del anillo” incluían agentes de policía de alto rango y congresistas.

Aunque Palomino ha negado cualquier delito, no es la primera vez que resulta implicado en un escándalo sexual. Tres oficiales de la policía se retiraron el año pasado después de que apareciera una grabación en la que parecía que presionaban a un oficial para que no formulara las acusaciones contra Palomino por solicitarle favores sexuales hacía unas dos décadas.

Los fiscales dicen que su investigación sobre Palomino también se extiende a las acusaciones de enriquecimiento ilícito, derivadas de informes recientes en los medios de comunicación que cuestionan cómo pudo adquirir el exdirector de la policía grandes extensiones de propiedades costosas.

Además, la Fiscalía General analiza denuncias de espionaje ilegal de la policía a varios reconocidos periodistas que investigaban el escándalo de prostitución, y si Palomino sabía de las presuntas actividades o había participado en ellas.

Análisis de InSight Crime

La renuncia de Palomino se da justo un mes antes de la fecha límite, 23 de marzo, para un cese definitivo al fuego que acordó el gobierno y el grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). De alcanzarse un acuerdo de paz, el actual escándalo en torno a la “comunidad del anillo” resultaría una distracción poco propicia para un cuerpo de policía que debería desempeñar un rol central en la implementación del esperado acuerdo.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Reforma Policial

El escándalo también es una mancha en el historial de un cuerpo de policía que se ha considerado modelo para la región. La policía colombiana ha tenido gran participación en el adiestramiento de fuerzas de seguridad de otros países en años recientes, y se considera por lo general un organismo menos corrupto y más efectivo en la lucha contra el crimen organizado en comparación con otras instituciones de policía de la región. Sin embargo, la creciente evidencia de mala conducta por parte de los oficiales en la cúpula podría afectar esa reputación.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn