Ecuador confisca US$3 millones en productos de contrabando en la frontera con Colombia

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Las autoridades ecuatorianas confiscaron US$3 millones en productos de contrabando durante los primeros seis meses de 2013, en un nuevo puesto de control en la frontera con Colombia, aunque los cruces fronterizos no autorizados siguen alimentando el contrabando en la región.

En 270 acciones distintas, las autoridades del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador, trabajando en las nuevas instalaciones en la provincia de Carchi, incautaron bienes como ropa, comida, cigarrillos, teléfonos celulares y medicina que no tenían la documentación apropiada, informó El Comercio.

En otros puestos de control, también se han hecho incautaciones de grandes cargamentos de contrabando de arroz, gasolina, sistemas electrónicos, licor y cemento; y de artículos como municiones, explosivos y drogas.

Las fuerzas armadas de Ecuador también informaron que existen más de 25 pasos fronterizos no autorizados en los 176 kilómetros de frontera común entre el departamento de Nariño de Colombia y Carchi, principalmente a lo largo de los ríos Carchi y Bobo. Aunque la mayoría de estos pasos son puentes de madera construidos localmente, sostenidos por cables de acero, el excomandante del ejército Mauricio Silva informó que hasta 15 cilindros de gasolina pueden ser confiscados en estos cruces ilegales en una semana.

El canal de noticias Ecuavisa informó por separado a finales de mayo que existen por lo menos 64 cruces de este tipo a lo largo de toda la frontera compartida.

Análisis de InSight Crime

Las incautaciones en el nuevo puesto de control fronterizo evidencian la gran cantidad de actividades ilegales que tienen lugar a lo largo de la frontera entre Ecuador y Colombia, mientras que el gran número de cruces ilegales deja claro que las autoridades están capturando sólo una pequeña parte de los bienes que pasan a través de estos cruces.

Aunque muchos cruces fronterizos ilegales de la frontera son informales y son construidos localmente, no sólo proporcionan una ruta fácil para los contrabandistas, sino que también son utilizados por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para el reabastecimiento desde los pueblos locales; la cual también se aprovecha de la porosa frontera para traficar armas hacia Colombia.

Los cruces fronterizos ilegales también pueden ser uno de los factores que alimentan la migración de los cultivos de drogas. Aunque todavía en pequeña escala, en comparación con las regiones vecinas de Colombia, el cultivo de coca ha ido moviéndose a través de la frontera con Ecuador -una actividad que probablemente también está vinculada a los guerrilleros de las FARC-.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn