Ejército: Se Descubireron ‘Refinerías’ de las FARC en Nariño, Colombia

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Una incursión militar en el sur de Colombia ha revelado la magnitud de las operaciones de robo de petróleo de las FARC en la región, que proporcionan a la guerrilla con un precursor clave necesario para la producción de cocaína. Pero las cifras de los militares sobre la cantidad de petróleo que los guerrilleros tienen parecen erróneas.

Los miembros de una brigada militar antinarcóticos descubrieron seis refinerías artesanales de petróleo y más de 63.000 galones de petróleo crudo en el departamento (provincia) de Nariño, informó El Colombiano. También dijeron que encontraron instalaciones para el procesamiento de pasta de coca y clorhidrato de cocaína, así como un vivero con 35 mil matas de coca.

El petróleo, que fue extraído ilegalmente del oleoducto Trasandino de Ecopetrol, fue utilizado por la guerrilla en el procesamiento de cocaína, según el ejército.

Las autoridades estiman que el robo de petróleo en la región vale más de US$800.000 al año para la guerrilla.

De acuerdo con los investigadores del gobierno, el proceso de refinamiento rudimentario empleado por las FARC ha dado lugar a la contaminación de los suministros de agua en la zona, causando problemas de salud a la población local.

Análisis de InSight Crime

Las autoridades han descubierto más de 30 refinerías de petróleo caseras en lo que va del año, y 60 en 2012, según El Tiempo, resaltando la escala y la sofisticación del robo de petróleo en Colombia.

No obstante, 63.000 galones parece ser una exageración. Esa cantidad de petróleo requeriría que la guerrilla tuviera cerca de 1.500 barriles de petróleo (si seguimos el estándar estadounidense de 42 galones por barril), una enorme operación de una organización que actualmente no emplea unidades de combate que tengan más de 12 hombres.

Aún así, la infraestructura petrolera ha sido durante mucho tiempo un objetivo de los grupos guerrilleros de Colombia, que no sólo roban petróleo para su propio uso, sino que también extorsionan a las empresas petroleras y atacan la infraestructura con fines ideológicos y militares.

Las guerrillas no están solas al tener al sector petrolero bajo su mira. Hay un largo historial de grupos paramilitares que también robaron petróleo y exigieron dinero a las empresas como protección, una tradición que continúan hoy los grupos etiquetados como BACRIM (acrónimo para “bandas criminales”). Estas organizaciones, en particular los Rastrojos, son conocidas por robar el petróleo, tanto para su uso en la producción de cocaína, como para su venta en el mercado negro.

En otras partes de la región, grupos criminales en México están cada vez más involucrados en este comercio, mientras que en Venezuela y Bolivia el robo de combustible le cuesta a esos gobiernos millones de dólares al año.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn