El Salvador vuelca su mirada hacia evasivo líder del Cartel de Texis

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Estados Unidos ha añadido a “Chepe Diablo”, un prominente hombre de negocios de El Salvador y fundador del Cartel de Texis, a su lista de capos (Kingpin list). Una medida que podría erosionar todavía más el aura de inmunidad que hasta hace poco rodeaba a la poderosa organización de tráfico de drogas y de lavado de dinero.

El 30 de mayo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, informó al Congreso que José Adán Salazar Umaña, alias “Chepe Diablo”, había sido catalogado como un capo del narcotráfico por el Departamento de Tesoro de Estados Unidos, según la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico.

John Feeley, secretario principal adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, señaló que esta designación no necesariamente implica que un individuo tenga investigaciones abiertas en su contra, informó La Prensa Gráfica.

El Ministerio de Justicia de El Salvador considera que Salazar está en la cabeza del Cartel de Texis, y en abril fue formalmente acusado por evasión de impuestos en medio de una investigación en curso sobre los socios del cartel.

Otros dos traficantes de drogas también fueron añadidos a la lista Kingpin, incluyendo a Víctor Ramón Navarro Serrano, alias “Megateo”, un exguerrillero del Ejército Popular de Liberación (EPL) de Colombia, que actualmente es líder de una facción disidente y un importante narcotraficante.

Análisis de InSight Crime

Durante mucho tiempo, el Cartel de Texis ha logrado no llamar la atención de las autoridades salvadoreñas, en parte debido a sus conexiones políticas y empresariales de alto nivel, que han permitido a sus dirigentes disfrazar sus actividades de tráfico ilegal de drogas bajo un manto de legitimidad. El grupo también ha preferido utilizar practicas como el soborno y la corrupción por encima de la violencia, atrayendo así menos atención.

VEA TAMBIÉN: Perfil del Cartel de Texis

Hasta hace poco, Salazar era un buen ejemplo de ello, en su vida como presidente de la primera división de fútbol de El Salvador y como propietario de una cadena hotelera.

Sin embargo, las autoridades han estado acercándose al líder del cartel desde el año pasado, con el arresto de Roberto “El Burro” Herrera en julio de 2013 -otro de los fundadores- bajo cargos de robo de automóviles. Meses más tarde, 16 presuntos miembros del Cartel de Texis vinculados a “El Burro” fueron arrestados.

La decisión de Estados Unidos podría llevar a que El Salvador acelere el proceso de poner fin a las operaciones del cartel, y también impondría sanciones económicas a las operaciones en Estados Unidos en que él pueda estar involucrado. Sin embargo, hasta ahora, Salazar ha demostrado una impresionante capacidad para evadir la justicia, y es cuestionable hasta qué punto sus operaciones en El Salvador se verán afectadas por esta designación en última instancia.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn