ELN y FARC combaten contra Los Urabeños en Colombia

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Los enfrentamientos entre las guerrillas de izquierda y un grupo de crimen organizado neoparamilitar en el departamento de Antioquia pueden ser un presagio de la renegociación violenta de las economías y territorios criminales que podría ocurrir si los grupos guerrilleros y el gobierno firman los acuerdos de paz.

El 11 de abril, decenas de hombres fuertemente armados con distintivos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) se enfrentaron en un combate con los miembros del Clan Úsuga, también conocido como Los Urabeños, según un comunicado de prensa emitido por la Defensoría del Pueblo de Colombia.

El combate, ocurrido en El Bagre, Antioquia, en una zona con cerca de 5.000 habitantes, dejó a tres civiles heridos. El combate continuó hasta que intervinieron los helicópteros del ejército, por lo que al parecer dos miembros de los grupos ilegales murieron y dos más resultaron heridos.

La defensora del pueblo de Antioquia, Gloria Elena Blandón, le dijo a revista Semana que los miembros del ELN les habían dicho a los habitantes de El Bagre que ellos no querían que hubiera ningún simpatizante de Los Urabeños en el pueblo. Por su parte, miembros de Los Urabeños les dijeron lo mismo a estos habitantes en cuanto al ELN.

Esta complicada situación condujo a lo que la defensora del pueblo denominó un desplazamiento “gota a gota” de los habitantes de El Bagre. Con este nuevo combate, la defensora del pueblo advirtió sobre la posibilidad de un desplazamiento masivo.

Representantes de la séptima división del ejército —que opera en Antioquia—  confirmaron que han estado en la zona desde el lunes por la tarde y dijeron que el ejército no ha visto ningún desplazamiento masivo.

Análisis de InSight Crime

El Bagre ha sido durante mucho tiempo una zona en disputa, y este nuevo choque podría ser una señal de lo que está por venir dado que las economías ilegales y los territorios serán renegociados durante el posconflicto en Colombia

Provisto de rutas de contrabando, cultivos de coca y ricos yacimientos de oro, El Bagre fue por mucho tiempo controlado por el Frente 36 de las FARC, que supervisaba los cultivos de coca. El Frente supuestamente toleraba a Los Urabeños, quienes administraban el tráfico de coca, mientras el ELN controlaba las zonas rurales

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Colombia

Sin embargo, según una fuente de Semana, con las negociaciones de paz, que aumentan las probabilidades de desmovilización de las FARC y el ELN, es posible que las bandas criminales quieran apoderarse de los espacios y las “economías ilegales” controladas por las guerrillas. Esta nueva amenaza puede haber causado que “las FARC y el ELN se unificaran” en El Bagre, como dijo la fuente.

Parece haber evidencia de que las bandas criminales están intentando desplazarse a territorios de la guerrilla en otras partes de Colombia, como lo dejó claro un enfrentamiento en marzo de 2016 entre fuerzas de las FARC y Los Urabeños, que dejó como resultado el desplazamiento de 220 personas en el suroeste de Colombia.

Sin embargo, se sabe que las FARC y las Bacrim, como se conocen estas bandas criminales en Colombia, también han cooperado entre sí, como sucedió en un ataque coordinado por el Frente 58 de las FARC y Los Urabeños contra la policía en 2014. Los frentes de las FARC que no quieran desmovilizarse pueden encontrar una oportunidad en la nueva economía ilegal, cooperando con las Bacrim.

Independientemente de las dinámicas exactas, es poco probable que los cambios que se avecinan con los posibles acuerdos de paz con el ELN y las FARC traigan consigo un fin al conflicto en los territorios históricamente afectados.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+