Emboscada a la policía alimenta miedos sobre creciente capacidad de las pandillas en El Salvador

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Tras dos ataques muy organizados contra la policía, llevados a cabo por pandillas callejeras fuertemente armadas, las autoridades de El Salvador están advirtiendo que las pandillas han ampliado su influencia territorial, aumentado sus actividades criminales, y adquirido armamento más potente.

El 4 de abril, una patrulla de la policía y una delegación de la policía fueron emboscadas en ataques diferentes, con 30 minutos de diferencia. En ambos casos, los ataques, que dejaron un oficial muerto y tres heridos, fueron realizados por miembros de pandillas armadas con rifles de asalto M16 y pistolas 9mm, informó El País. La policía cree que la pandilla Barrio 18 fue la responsable.

El jefe de la Policía Nacional Civil (PNC), Rigoberto Pleites, dijo que la sofisticación de los ataques sugiere que las pandillas habían recibido adiestramiento militar en el uso de armas de guerra, informó La Prensa Gráfica.

Las emboscadas se producen en un contexto en el que han aumentado los ataques contra la policía, con 48 ataques en lo que va del año, en comparación con los 30 ataques registrados durante el mismo período en 2013, informó El Mundo.

A raíz de los ataques, el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública emitió un comunicado en el que dijo que la policía tenía evidencia de un aumento en las actividades criminales de las pandillas, la expansión territorial, el aumento en la penetración de las instituciones sociales y civiles, el creciente papel en el tráfico de drogas, y que habían adquirido armas de grado militar.

Mientras tanto, la tasa de homicidios del país ha seguido aumentando, con los seis primeros días de abril registrando 62 asesinatos, acercando la tasa nacional a la tasa de alrededor de 12 homicidios al día, vistos antes de que la tregua entre las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18 entrara en vigor en marzo de 2012.

Análisis InSight Crime

Según El Mundo, la policía está trabajando con base en tres teorías, en cuanto a lo que hay detrás de la emboscada que mató al agente de policía.

La primera hipótesis es que se trataba de un ataque en venganza por el reciente asesinato de un miembro de la pandilla en el mismo municipio. La segunda es que es una reacción a un aumento en las operaciones policiales dirigidas a las pandillas, y la tercera es que su intención era la de ejercer presión sobre el gobierno entrante.

VEA TAMBIÉN: Tregua entre pandillas en El Salvador: aspectos positivos y negativos

Si bien había o no motivos políticos, los ataques sin duda aumentarán la presión sobre el nuevo gobierno, que aún no ha publicado un plan de seguridad detallado para la nueva administración.

A lo largo de la campaña electoral, el presidente electo Salvador Sánchez Cerén evitó abiertamente condenar o condonar la tregua entre las pandillas. Sin embargo, le va a costar seguir evitando el tema dada la creciente tasa de homicidios, el aumento en los ataques contra la policía, y ahora las declaraciones policiales de que las pandillas han crecido en fuerza durante toda la tregua.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+