Encuesta de victimización pone de relieve el nivel de subregistro en México

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Una encuesta de incidencia delictiva realizada en México para 2013 muestra una tendencia al alza similar a la de las estadísticas gubernamentales, pero en una escala mucho mayor, una señal de la enorme cantidad de crímenes que no son denunciados en el país.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2014  fue llevada a cabo por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de México entre marzo y abril de este año, con una muestra de cerca de 100.000 hogares.

Tomando como base los resultados de la encuesta, el INEGI estimó que en 10,7 millones de los hogares de México -el 33,9 por ciento del total- al menos un miembro de la familia había sido víctima de algún crimen en 2013, unos 22,5 millones de personas para una tasa de victimización de 28.224 por cada 100.000 habitantes.

Estas cifras representan un ligero incremento desde 2012, cuando el 32,4 por ciento de los hogares se vieron afectados por el crimen y la tasa de victimización fue de 27.337 por cada 100.000 personas.

Los estados donde se presentaron los aumentos más notables en las tasas de victimización (ver mapa) fueron Chiapas (un aumento del 30 por ciento), Coahuila (23 por ciento) y Tlaxcala (20,8 por ciento). Las tasas cayeron en más del 15 por ciento en los estados de Chihuahua, Tamaulipas y Nuevo León, y se mantuvieron bastante estables en los asediados estados de Guerrero y Michoacán.

El crimen más comúnmente mencionado -sin incluir homicidio ni secuestro- fue el robo en la calle (con un 29,6 por ciento), seguido por la extorsión (23,6 por ciento). La periodicidad de todos los crímenes, excepto la de robo de vehículos y lesiones personales, aumentó entre 2012 y 2013. Además, se calcula que más de 120.000 personas fueron víctimas de secuestro en 2013 –un aumento frente a los casi 94.000 calculados en 2012.

La percepción de inseguridad también aumentó: en 2012, el 66,6 por ciento de los ciudadanos consideró que su estado era inseguro, y en 2013, esta cifra se elevó a 72,3 por ciento.

Tasa de victimización en México por cada 100.000 habitantes (en miles), 2013

20141001 mexico victimization rates

Fuente: Encuesta victimización INEGI, ENVIPE 2014

Análisis de InSight Crime

La más reciente encuesta del INEGI pone de relieve las deficiencias de las cifras de criminalidad oficiales de México, que también son puestas en entredicho por el hecho de que las estadísticas nacionales muestran que los homicidios han disminuido mientras que los demás crímenes han aumentado.

El patrón observado en la encuesta corresponde en gran medida a las estadísticas oficiales de la Secretaría Nacional de Seguridad Pública (SNSP), que también muestran un aumento en el secuestro y la extorsión durante 2013 -a pesar de que sus cifras indican que los casos de robo cayeron.

Sin embargo, la encuesta sugiere que una gran proporción de los crímenes en México no son denunciados -INEGI estima que en 2013 no se registró más de 90 por ciento, mientras que casi el 94 por ciento no fueron investigados. Esta brecha es conocida como la “cifra negra”. El nivel de subregistro se puede ver, sobre todo, en los secuestros: INEGI estima que más de 130.000 personas fueron secuestradas en 2013, mientras que el SNSP registró sólo 1.698.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

Otro punto interesante es que Tamaulipas y Guerrero, los dos estados en los que, según ENVIPE, la tasa de victimización cayó o se mantuvo estable entre 2012 y 2013, registraron altos niveles tanto de secuestro como de extorsión en 2013, según las cifras nacionales.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn