Escándalo aduanero en Guatemala alcanza al sector privado

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Un juez de Guatemala les ha prohibido a 50 empresarios salir del país, lo cual marca una nueva etapa en las investigaciones sobre una enorme red de fraude aduanero que ya ha llevado a la encarcelación de un expresidente y una exvicepresidenta.

El juez ordenó la prohibición tras una solicitud de la fiscalía para que a los sospechosos no se les permita salir del país, informó Prensa Libre. La semana pasada, la fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, dijo que más de 1.500 empresarios participaron en la red de fraude aduanero, conocida como “La Línea”, en la que los importadores pagaban impuestos artificialmente reducidos, a cambio de sobornos.

Según Prensa Libre, entre los sospechosos a quienes se les prohibió salir del país se encuentra un importador surcoreano.

Por otra parte, el procurador general de El Salvador, Luis Martínez, anunció que la fiscalía de su país ha abierto una investigación sobre el expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti por lavado de dinero, informó La Prensa Gráfica. La fiscalía guatemalteca ha acusado a Pérez Molina y a Baldetti de dirigir La Línea, y ambos están actualmente en prisión acusados de fraude y otros cargos.

Análisis de InSight Crime

La decisión de las autoridades guatemaltecas de prohibir que los importadores salgan del país representa un nuevo capítulo en las investigaciones sobre La Línea. Hasta ahora, la fiscalía sólo ha tomado acciones legales importantes contra los que operaban la red de fraude, entre los que se encuentran funcionarios del gobierno y actores no estatales. Las autoridades se están enfocando ahora en los importadores cómplices en la red criminal, que conforman el tercer grupo de sospechosos involucrados en La Línea.

VEA TAMBIÉNNoticias y perfiles de Guatemala

Los recientes comentarios de la fiscal general indican que las investigaciones sobre el sector privado podrán ser de largo alcance e involucrar a importadores de diversas naciones. Además de Corea del Sur, también hay empresarios salvadoreños sospechosos de tener conexiones con presuntos miembros de La Línea. De hecho, una investigación independiente sobre un importador chino fue la que en un principio llevó a los fiscales a investigar la red de fraude.

En cuanto a Pérez Molina y Baldetti, no está claro cómo la investigación sobre lavado de dinero en El Salvador afectará sus casos en Guatemala —o si de hecho lo hará—. Sin embargo, lo que es claro es que cada vez es mayor la presión sobre el dúo presidencial caído en desgracia. En el último mes, los dos supuestos principales operadores de La Línea han testificado contra el expresidente y la exvicepresidenta, y han declarado que ambos recibieron casi la mitad de todas las ganancias ilícitas derivadas de la red criminal.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn