Escándalo de corrupción en Panamá alcanza a la élite política del país

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

Una investigación sobre corrupción en un programa de bienestar social en Panamá involucra ahora a un expresidente, decenas de congresistas y varios miembros del gabinete, a la vez que plantea interrogantes sobre las razones detrás de una cruzada anticorrupción enfocada principalmente en los opositores políticos del presidente.

Según el diario La Estrella, los fiscales anticorrupción agregaron dos nuevos casos a la investigación del Programa de Ayuda Nacional (PAN), una iniciativa de bienestar social destinada a reducir la pobreza en el país. Aunque los fiscales no revelaron detalles sobre los nuevos casos, La Estrella especuló que estarían relacionados con Hailing Corporation, una empresa que recibió un contrato para distribuir paquetes de comida en Navidad.

Los fiscales dijeron que los directivos del PAN y la administración del expresidente Ricardo Martinelli inflaron los contratos y aceptaron sobornos para seleccionar a algunas de las empresas que participaron en el programa. En un caso relacionado, un fiscal pidió a la Corte Suprema que investigara a 71 congresistas por presuntas manipulaciones de los contratos del PAN.

Dos exdirectores del PAN ya han sido arrestados por presuntamente desviar US$60 millones de los contratos, y ambos implicaron a Martinelli en sus testimonios, así como ya lo han hecho varios miembros de su administración. Martinelli salió del país en enero en un jet privado, y un tribunal electoral recientemente le revocó la inmunidad, otorgada por ser líder de un partido político, que lo habría eximido de ser investigado.

Hasta ahora, los fiscales han acusado a 120 personas e incautado US$22 millones en relación con el caso. Así mismo, han investigado unos US$1,2 mil millones en contratos, debido a la falta de registros contables entre 2010 y 2014.

Según La Prensa, en un caso de alto perfil, el PAN le otorgó a Longmire International dos contratos para suministrar alimentos escolares por un valor de US$60 millones. La firma obtuvo estos contratos pese a su historial de malos servicios (varios niños se han enfermado tras consumir la comida suministrada por la empresa).

Análisis de InSight Crime

El escándalo del PAN es apenas una de las muchas investigaciones que se han venido realizando sobre la administración del expresidente Martinelli a petición del presidente Juan Carlos Varela, quien fue vicepresidente de Martinelli hasta que los dos tuvieron un serio enfrentamiento. Martinelli, quien rechaza las acusaciones, afirma que es víctima de una persecución política y de injustos señalamientos en los medios.

Varela ha negado que las investigaciones tengan motivos políticos, y en una reciente entrevista —realizada antes de la Cumbre de las Américas celebrada en Ciudad de Panamá— afirmó que él “fue elegido para gobernar a cuatro millones de panameños, no para perseguir a un expresidente”. El expresidente nombró a cinco de los nueve jueces de la Corte Suprema, la cual aprobó la investigación sobre Martinelli en enero.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Panamá

Varela también inició una investigación por acusaciones según las cuales el gobierno de Martinelli espió e interceptó las conversaciones de varios políticos. En febrero, un juez de la Corte Suprema de Justicia nombrado por Martinelli se declaró culpable de cargos por enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn